Cómo generar energía en niñas adolescentes

Desde la escuela a la vida familiar, las actividades extracurriculares y los amigos, notarás que tu hija se cansa a medida que avanza el día. Si estás preocupado por sus niveles de energía, evalúa distintas maneras de fomentar su energía de modo natural. Al mantenerla alejada de las bebidas energéticas y de los caramelos, y acercándola hacia las fuentes de energía duraderas, puedes ayudarla a conseguir la energía necesaria para lograr todo lo que necesita hacer durante el día.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Bríndale a la adolescente un desayuno saludable todas las mañanas. El desayuno que contiene carbohidratos complejos y cereales integrales le proporcionará la energía duradera que necesita para mantenerse alerta. Las adolescentes - generalmente preocupadas por su peso o falta de tiempo - pueden intentar evitar el desayuno, así que ten a mano una variedad de alternativas rápidas, como rodajas de frutas, granola o molletes de salvado bajos en grasas.

  2. Ofrécele agua cuando tenga sed. Uno de los signos más evidentes de deshidratación es la fatiga, que puede hacer que la adolescente deje caer su libro de historia o tenga un mal desempeño durante sus actividades extracurriculares. Compra una botella de agua que se pueda volver a llenar para que la lleve consigo en su mochila durante el día y recuérdale que la vuelva a llenar cuando se sienta cansada.

  3. Haz que el ejercicio físico sea parte de su rutina diaria. De acuerdo a Better Health Channel, la actividad física regular puede proporcionarle una mejor resistencia. Busca que haga 60 minutos por día de ejercicio, pero recuerda que no tiene que ser prolongado o formal - incluso caminar hacia la escuela o tomar una clase de educación física contribuye a los requerimientos diarios de tu hija. El ejercicio hará que tenga más energías y mejorará su humor.

  4. Fija un horario para que se vaya a acostar y asegúrate de que tenga 8 1/2 a 9 horas de sueño todas las noches, conforme lo recomienda TeensHealth.com. Las distracciones como las computadoras, mensajes de textos, tareas y la televisión pueden hacer que la adolescente se mantenga despierta toda la noche, lo que conlleva a un comportamiento somnoliento durante la mañana. Al establecer un horario regular para acostarse, ayudarás a la adolescente a obtener el descanso que necesita y fomentarás un patrón de sueño saludable que la mantendrá con energías al día siguiente.

  5. No tengas en el hogar bebidas con cafeína o caramelos con azúcar y desalienta a la adolescente a ingerirlos en la escuela. Si bien una lata de bebida de cola puede proporcionarle energías a la adolescente, la cansará más tarde. De hecho, la American Academy of Pediatrics (Academia de Pediatría de Estados Unidos) determina que si bien el 30 por ciento al 50 por ciento de los adolescentes que consumen bebidas energéticas, éstas no poseen propiedades terapéuticas y pueden ser efectivamente peligrosas para ellos. En el 2007, el 46 por ciento de las sobredosis de cafeína ocurrieron en personas de menos de 19 años de edad. En cambio, sugiere el consumo de fuentes de energía más duraderas, como un bol de frutas.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por florencia prieto