¿La gelatina espesa la sangre?

Si padeces una enfermedad cardíaca o tienes una mala circulación sanguínea hacia tu cerebro, tu médico podría recomendarte tomar anticoagulantes. Estos medicamentos, como la aspirina y warfarina, ayudan a reducir la formación de coágulos. Si bien ciertos alimentos pueden afectar la rapidez con la que se forman los coágulos, la gelatina no es uno de ellos.

Gelatina

La gelatina es una mezcla de proteínas que se disuelve en agua caliente y se espesa cuando se enfría. Es incolora, insípida e inodora. La gelatina aporta consistencia a una variedad de postres, como la mousse, el pastel de queso (cheesecake) y la crema helada comercial. Además, se usa en patés. La gelatina proviene del colágeno presente en los huesos, la piel, el cartílago y los tejidos conectivos animales. Cuando cocinas carne, los jugos de la bandeja (si los dejas enfriar) formarán un gel a partir del colágeno.

Digestión de la gelatina

Si bien la gelatina espesa los líquidos de los alimentos, no tiene el mismo efecto en la sangre. Cuando consumes gelatina, las enzimas del estómago descompondrán el colágeno en proteínas pequeñas. Estas proteínas se trasladan por el intestino delgado y las enzimas adicionales las convierten en aminoácidos. Luego, los aminoácidos son absorbidos y utilizados para producir las proteínas presentes en las células, los músculos y los órganos.

Sangre espesa

El término sangre espesa se refiere a la rapidez con la que se forman los coágulos. Las plaquetas son células de la sangre que promueven la coagulación sanguínea. Bajo condiciones normales, cuando los vasos sanguíneos se lesionan, los coágulos pueden detener una hemorragia para salvarte la vida. Sin embargo, si los vasos sanguíneos están dañados a causa de los efectos del tabaquismo o el colesterol elevado, las plaquetas no pueden distinguir la diferencia y continuarán formando coágulos para reparar las lesiones. Los coágulos adicionales pueden provocar una obstrucción en los vasos sanguíneos y causar un infarto o accidente cerebrovascular. Los anticoagulantes se suelen recetar para reducir los coágulos sanguíneos.

Alimentos que espesan la sangre

La vitamina K es soluble en grasas y desempeña un papel importante en la formación de coágulos sanguíneos. Los anticoagulantes, como la warfarina, funcionan al limitar los efectos de la vitamina K. Cuando tomas anticoagulantes debes tener cuidado con la cantidad de vitamina K en tu dieta ya que podría reducir la efectividad de los medicamentos, lo que aumenta el riesgo de formación de coágulos sanguíneos. Tu médico puede ayudarte a determinar la ingesta diaria de vitamina K necesaria cuando tomas anticoagulantes. Los alimentos ricos en vitamina K que posiblemente debas restringir o evitar son la col rizada (kale), la espinaca (spinach), el perejil (parsley) y la acelga (Swiss chard). La gelatina no contiene vitamina K.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por valeria d'ambrosio