Gastroparesia y ejercicios

La gastroparesia es una condición en la cual hay contracciones anormales de los músculos del estómago. Dichos músculos comúnmente se contraen en series para impulsar la comida fuera del estómago y a través del tracto digestivo. En ocasiones puedes aliviar los síntomas de la enfermedad haciendo un régimen de ejercicios simples en tu rutina diaria. No solo ejercitarse es bueno para reducir los síntomas, sino que también tonifica otras partes de tu cuerpo y mejora tu salud en general.

Dificultad para hacer ejercicio

La gastroparesia puede afectar tu habilidad de lograr hacer ejercicio correctamente porque retrasa la llegada de los nutrientes al flujo sanguíneo. Este retraso se debe a que los músculos de tu estómago funcionan muy poco o no funcionan. En última instancia, el retraso de vaciado estomacal puede causar problemas como dolor, náusea, vómito, niveles de glucemia anormales y deficiencias nutricionales.

Ejercicios que ayudan con la gastroparesis

El ejercicio es una manera natural de acelerar tu ritmo cardiaco y respiración, lo que estimula las contracciones del tracto digestivo. Estas contracciones ayudan con la digestión y previenen el desarrollo de síntomas gastrointestinales. Mejorar la digestión aumenta la absorción de nutrientes hacia el flujo sanguíneo y mejora tu salud en general.

Ejercicios sugeridos

El ejercicio, cuando se hace en el tiempo correcto, puede ser algo beneficioso para los pacientes con gastroparesia. Un régimen de ejercicios ligero, como caminar o manejar bicicleta a baja intensidad una a dos horas después de comer, puede ayudar a facilitar el vaciado del estómago y disminuir los efectos adversos de la gastroparesia. Ejercicios alternativos incluyen rutinas de fortalecimiento abdominal de pilates y yoga. Evita ejercitar muy poco tiempo después de comer y participar en ejercicios de alto impacto, ya que ambos pueden empeorar los síntomas.

Conclusión

La gastroparesia es una condición común que puede beneficiarse con dieta y ejercicio además del manejo médico. Elige la actividad adecuada en el momento adecuado para disminuir los síntomas, y siempre consulta a tu médico antes de comenzar cualquier programa nuevo de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por ronald mclendon, jr. | Traducido por arcelia gutiérrez