Gases luego de hacer abdominales

El ejercicio abdominal brinda muchos beneficios. Los que apuntan especialmente a los músculos abdominales, como los abdominales, ayudan a tonificar los músculos. Los ejercicios rigurosos que trabajan estos músculos, como correr, ayudan a quemar la grasa que está sobre los músculos abdominales. Ésto se logra aumentando la tasa metabólica, que hace que tu cuerpo utilice la grasa almacenada como energía. Sin embargo, el ejercicio abdominal, podría tener sus desventajas, incluyendo eructos y flatulencias. Comprender qué causa los gases luego de los ejercicios abdominales pueden ayudarte a encontrar un medio para evitarlo rápidamente.

Por qué los gases suceden luego del ejercicio abdominale

Durante el ejercicio, podrías estar tomando aire profundamente y tragando. El exceso de aire se lleva al estómago, donde vuelve a subir en forma de eructo o queda atrapado en el tracto digestivo, para ser liberado únicamente a través del ano. Además, 30 minutos de ejercicios aeróbicos ayudan a mover los alimentos a través del proceso digestivo más rápido. Mientras que ésto podría ayudar con la constipación ocasional, también funciona para liberar los gases atrapados en el tracto digestivo.

Ejercicios abdominales que podrían causar gases

Si tu entrenamiento abdominal incluye ejercicios aeróbicos generales, podrías experimentar más gases, ya que ayudan a aumentar las tasas de digestión. Los ejercicios aeróbicos son ejercicios cardiovasculares diseñados para aumentar la tasa cardíaca hasta un nivel suficiente para quemar grasas. Éstos incluyen correr, trotar, andar en bicicleta, nadar, caminar y saltar. Además, los ejercicios que apunta específicamente a los músculos abdominales también pueden causar gases. Éstos incluyen abdominales y sentadillas. Sin embargo, se debe destacar que los ejercicios focalizados no generan gases, pero pueden crear los medios para un incremento de los mismos, dependiendo de tus técnicas de respiración durante el ejercicio.

Prevención

Para prevenir los gases en el ejercicio aeróbico, enfócate en los alimentos que comes antes de ejercitar. El ejercicio aeróbico ayuda a mover la ingesta de comida previa a través del sistema digestivo. Algunos de estos alimentos podrían ser difíciles de digerir, haciendo que se fermenten en el colon a donde las bacterias que producen gases intentan separar los alimentos. Por lo tanto, mientras que los ejercicios aeróbicos animan y aceleran la digestión, animan la liberación de estos gases. Los alimentos que producen gases incluyen almidones, avena, maíz y papas y los vegetales como el brócoli, los coles, las lentejas y el coliflor además de las bebidas carbonatadas, según el sitio web Askdocweb. Para evitar los gases luego de un ejercicio apuntado a los abdominales, controla la respiración durante el ejercicio. Ésto incluye evitar el hábito de aspirar demasiado aire y tragar, que puede causar gases por un ritmo de inhalación estable y exhalación.

Consideraciones

Los gases excesivos podrían no estar causados por la rutina de entrenamiento, sino por otros hábitos en tu estilo de vida. Por ejemplo, inclinar tu cabeza cuando utilizas un sorbete podría llevar aire a la parte superior del líquido, causando gases. La intolerancia a la lactosa también podría causarte gases, ya que tu cuerpo no produce la encima suficiente para romper la lactosa presente en algunos alimentos como los lácteos, dice Askdocweb. Ésto hace que la lactosa se asiente en el colon, a donde las bacterias que producen gases intentan romperla. Otras causas posibles pueden ser el estrés, las bebidas leudantes, comer demasiado rápido y un tragado excesivo por un goteo retronasal.

Advertencia

Los gases excesivos podrían estar causados por el síndrome de colon irritable. Aunque no se sabe mucho de su causa, el IBS es una enfermedad del intestino grueso en la que las contracciones de las paredes intestinales que mueven la comida por el proceso digestivo podrían durar más y ser más fuertes. Ésto podría hacer que la comida se mueva a través del sistema de manera más rápida, causando gases. El IBS es común y no hay riesgo de muerte, así que algunos cambios simples en tu estilo de vida pueden remediarlo. Otros síntomas incluyen diarrea, hinchazón y dolor abdominal. Consulta a tu médico si piensas que podrías tener IBS.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah thompson | Traducido por sebastian castro