Cómo ganarte el respeto de tus amigos

Todos queremos ser respetados. Esto significa que haces la diferencia, que las personas tienen una buena opinión de ti y que tratas a los demás con el respeto que se merecen. "El respeto, en muchas formas, define quién eres, cómo eres percibido por los demás y cómo eres recordado", dice N. Taiwo, autor de “Respect: Gaining It and Sustaining It". Ganarte el respeto de tus amigos, en especial si has hecho algo para perder ese respeto, no siempre es fácil, pero con comprensión y paciencia, puedes convertirte en alguien respetado y admirado.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Construye tu autoestima explorando las cosas en las que eres bueno, como dibujar, andar en bicicleta o cantar, e invirtiendo tiempo y energía en estas cosas. Las personas con confianza en sí mismas tienden a ganar el respeto de los demás. Asegúrate que las metas que te pones para ti sean posibles de alcanzar, pero desafiantes. "Si nunca has tenido problemas de confianza, obviamente no te estás arriesgando demasiado. No te estás presionando al límite de tus posibilidades" dice Timothy Ursini, autor de “The Confidence Plan: How to Build a Stronger You".

  2. Habla con integridad. Evita ser despectivo o hablar detrás de las espaldas de las personas. Tus amigos pueden momentáneamente entretenerse con tus jugosos chismes, pero probablemente no te respetarán mucho luego de que la conversación termine.

  3. Escucha activamente a lo que tus amigos dicen. La escucha activa enfoca la atención en el que habla y ayuda a crear una comprensión mutua entre dos individuos, de acuerdo con el Conflict Research Consortium de la University of Colorado. Durante las conversaciones con amigos, reformula periódicamente lo que han dicho, haz preguntas y expresa tus sentimientos sobre lo que dicen.

  4. Apoya a tus amigos para que sean lo mejor que puedan ser. Intenta no juzgarlos o expresar negatividad, y evita ser demasiado crítico. Si un amigo acude a ti con una idea nueva, ayúdalo a explorar cómo puede hacerla realidad. Si un amigo se siente triste, dale palabras de apoyo y déjale saber que estarás allí para ayudarlo.

  5. Mantén tu palabra y sé confiable. Las personas respetan a aquellos que hacen lo que dicen. Si quedas en encontrarte con un amigo al mediodía, llega a horario. Si has prometido cuidar a los hijos de un amigo una noche, cumple tu palabra. Si no cumples tus obligaciones, tus amigos se volverán más cautos y probablemente te sentirás incómodo junto a ellos hasta que puedas volver a generarles confianza.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brown | Traducido por mike tazenda