Cómo ganar peso al beber leche entera

Si necesitas aumentar de peso, el médico podría recomendarte la consumisión de leche entera, pues es una manera saludable de añadir calorías sin tener que añadir alimento más sólido. Esto puede ser útil si tienes poco apetito. La leche entera contiene 146 calorías por taza con 226 mg de calcio, 222 mg de fósforo, 349 mg de potasio, 96 mg de vitamina D y 1,1 mg de vitamina B-12. Para ganar 1 libra (450 gr) en una semana, debes comer 500 calorías más de las que quemas diariamente. Agrega estas calorías con leche, en lugar de alimentos azucarados, grasos o carentes de nutrientes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Bebe al menos dos vasos de 8 onzas (226 gr) de leche por día. Agrega una 1/4 taza de leche descremada en polvo a cada vaso para aumentar el número de calorías de cada vaso por 149 calorías y tener un total de 590 calorías al día. Bebe la leche entre comidas y meriendas o antes de acostarte.

  2. Utiliza leche entera en lugar de agua para cocinar. Cocina avena en 8 onzas (240 ml) de leche entera para tener 146 calorías adicionales en el desayuno o merienda. Añade leche entera a las sopas condensadas en lugar de agua para incrementar las calorías. Haz pudín con leche entera en lugar de baja en grasa o descremada para aumentar las calorías en 50 a 60 por taza. Agrega leche entera al puré de papas. Sustituye la leche entera con leche descremada o baja en grasa en recetas de guisados y productos horneados.

  3. Agrega leche entera a batidos de frutas durante la merienda. Combina un plátano con 2 cucharadas de mantequilla de almendras y 1 taza de leche entera para una merienda de 450 calorías.

  4. Pon saborizante en la leche entera para mejorar su sabor, en especial si no te gusta el sabor de la leche normal. Agrégale jarabe de chocolate o fresa, que contiene aproximadamente 100 calorías por porción de 2 cucharadas.

Consejos y advertencias

  • Evita beber leche con las comidas, pues puede que te sientas lleno y te impida comer alimentos sólidos. Una vez que hayas alcanzado tu meta, cambia a leche baja en grasa para mantener bajo control tu grasa saturada.
  • Si continúas perdiendo peso a pesar de añadir calorías, consulta a tu médico para verificar si existen condiciones subyacentes.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por analia moranchel