Cómo ganar músculos en el pie

Escrito por beth rifkin | Traducido por jose fortunato
Pies fuertes ayudan a disfrutar actividades atléticas.

Ten en cuenta que la forma de las piernas o glúteos es común para muchos entusiastas del ejercicio físico, pero usualmente no se le da la misma atención a los pies. Como fundamento del cuerpo y como nuestra principal fuente de movilidad, los pies firmes pueden influir positivamente en tu postura, la alineación del cuerpo y el equilibrio. Unos pies fuertes también promueven tobillos estables y flexibles que pueden ayudar a prevenir esguinces y fracturas. Haz ejercicios para los pies dos a tres veces por semana para maximizar los beneficios de fortalecimiento.

Calienta por aproximadamente diez minutos con un ejercicio cardiovascular de bajo impacto como ciclismo, caminar a paso ligero o usar un aparato elíptico.

Estira el primer pie usando una toalla de mano; la opresión y la falta de flexibilidad en los pies pueden comprometer la fuerza. Siéntate derecho en el suelo con las piernas extendidas en frente a ti y los pies flexionados. Envuelve la toalla alrededor de la parte de abajo de tu pie derecho y toma un extremo de la toalla con cada mano. Tira suavemente de la toalla hacia tu cuerpo, debes sentir que se estira entre la parte inferior del pie y la pantorrilla. Mantén este estiramiento por treinta segundos y luego descansa por otros treinta segundos. Haz tres repeticiones y luego haz lo mismo con la pierna izquierda.

Fortalece tu pie y pantorrilla con subidas de talón. Párate de frente a una pared o una silla con los pies abiertos al ancho de las caderas. Coloca las manos en la pared o en la silla para adquirir estabilidad. Levanta tu pie izquierdo del piso haz equilibrio con el pie derecho. Haz presión entre los dedos y la parte de abajo de tu pie derecho para levantar el talón lo más posible. Sostén la contracción en la parte superior de la elevación del talón contando uno y luego baja la parte baja del talón hacia el piso. Haz 10 repeticiones y luego repite.

Haz la recogida de la canica con los pies descalzos para fortalecer tus dedos y la punta de tus pies. Siéntate derecho en una silla con ambos pies apoyados firmemente en el suelo. Coloca veinte canicas sobre el piso cercanas a un recipiente directamente en frente de tus pies. Recoje de a una canica por vez con tus dedos y colócalas en el recipiente. Continúa hasta que todas las veinte canicas estén en el recipiente y luego repite el ejercicio con el otro pie.

Advertencias

Consulta con tu médico antes de comenzar un programa para fortalecer tus pies. Hazte una serie de exámenes médicos en los pies para asegurarte que no tienes ningún problema serio o lastimadura. Escucha atentamente lo que diga el doctor acerca de cualquier tipo de tratamiento para tus pies.