Ganancia de peso en la cintura en mujeres menopáusicas vegetarianas

La ganancia de peso abdominal es parte natural de la menopausia, pero es no significa que tienes que permitir que tus hormonas dictaminen la forma de tu cuerpo. Algunas mujeres que comienzan a preocuparte por su estado físico y su nutrición por primera vez para combatir estos cambios se encontrarán en buena forma; la clave es comenzar ahora y comprometerte. Ser vegetariana te da una ventaja: ya ha eliminado muchas fuentes de grasa saturada y colesterol, pero es momento de empezar a prestar atención a tus hábitos alimenticios nuevamente.

Ganancia de peso durante la menopausia

El incremento de grasa abdominal es típico en la menopausia y es causado por una disminución en los niveles de estrógeno y una pérdida gradual de masa muscular. La tendencia a ejercitar menos durante esta etapa también es un contribuyente, ya que si bien el gasto de calorías disminuye, el consumo probablemente no. La grasa abdominal que has ganado no es la subcutánea que puedes haber almacenado en tus caderas y muslos antes de la menopausia, es grasa visceral. Esta se deposita detrás de los músculos abdominales, entre tus órganos, y está relacionada con la resistencia a la insulina y un incremento en el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.

Calorías

El hecho de que seas vegetariana es un buen primer paso; una dieta compuesta enteramente de alimentos vegetales es clave para revertir la ganancia de peso y sus efectos colaterales.Sin embargo, puedes ganar peso siendo vegetariana, incluso si comes todos los alimentos adecuados. El tamaño de la porción es importante porque tu ganancia de peso se debe a que consumes más calorías de las que tu cuerpo necesita. Cuando tienes 50 años, precisas 200 calorías menos por día que en edades previas. Disminuye el tamaño de las porciones y presta atención a qué tan a menudo eliges alimentos de alto contenido calórico, como pan y pastas, en lugar de vegetales de bajas calorías. Ten cuidado con los aderezos, que pueden contener hasta 200 calorías por porción.

Proteína

Es muy fácil confiar en una dieta vegetariana cuando llegas a conocer tus alimentos favoritos y prestas menos atención a la planificación de las comidas. Como resultado, puedes estar prestando menos atención a la ingesta de proteína y pueden pasar días en los que consumes muy poca. Durante el período de perimenopausia, comienzas a perder masa muscular, y esto es parte de la razón por la que tu cuerpo precisa menos calorías. El tejido muscular simplemente requiere más energía que grasa para mantenerse y cuanta más masa muscular tengas, más calorías quema tu cuerpo. La proteína es vital para retener y mantener la musculatura, así que mantener tu consumo de este nutriente puede ayudarte. La soja es una proteína vegetal completa y hacerla parte regular de tu dieta puede ayudar a reducir los síntomas de menopausia como los calores y la pérdida de densidad ósea.

Ejercicio

El ejercicio es la parte más importante de la ecuación de pérdida de peso, especialmente al envejecer. Las actividades cardíacas mantienen a tu corazón y pulmones sanos; ejercita al menos 30 minutos por día, cinco días por semana. Incrementar tu actividad a una hora por día te ayudará a quemar más calorías. Actividades en las que se carga con el peso del cuerpo, como caminar y bailar, pueden ayudarte a mantener la densidad ósea, y las actividades en las que no, como nadar y andar en bicicleta, pueden beneficiar a las articulaciones. El entrenamiento de resistencia es también importante, no solo puede ayudarte a evitar la pérdida muscular debido a la edad sino que incluso puede hacerte ganar musculatura. Nunca es demasiado tarde para ponerte en forma y hacer que tus años dorados lo sean verdaderamente.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por mariana palma