Ganancia de peso en un bebé que se alimenta de leche materna

Ya sean grandes o pequeños, los bebés normalmente crecen a tasas predecibles. Sin embargo, existe un rango para lo que cuenta como "normal" en un bebé sano. Cuando los padres alimentan con biberón a un bebé, saben exactamente cuánta comida recibe su niño, así que quizá no estén tan preocupados sobre si está creciendo adecuadamente. Aquellos que amamantan, sin embargo, pueden preocuparse excesivamente sobre si su bebé está comiendo demasiado o demasiado poco, ganando demasiado peso o no lo suficiente.

Aumento de peso promedio

En general, todos los bebés ganan un poco menos de 1/2 libra cada semana durante el primer mes de vida, entre 1 a 2 libras por mes entre los meses segundo y sexto y 1 libra al mes entre los 6 y 12 meses, según AskDrSears.com. Los bebés que son amamantados a petición, incluyendo tener el acceso ilimitado a la mama por la noche a través de dormir juntos, generalmente crecerán más que aquellos que tienen las alimentaciones limitadas a un horario.

Bebés amamantados y alimentados con biberón

Los alimentados con leche materna y los bebés alimentados con biberón tienen algunas ligeras diferencias en aumento de peso en el primer año. Inicialmente, los patrones de aumento de peso son similares, pero después del cuarto mes, los bebés que se alimentan con biberón comienzan a ganar peso un poco más rápido, de acuerdo a askdrsears.com, y al final del año, un bebé amamantado pesa en promedio aproximadamente 1 libra menos que uno alimentado con biberón. Aunque esto no representa una observación rígida. La genética y los niveles de actividad del bebé también desempeñan un papel.

La tabla de crecimiento

El médico mide el crecimiento del bebé en una tabla de crecimiento. El niño normalmente permanecerá en el mismo percentil a medida que crece. Si sabes tu percentil inicial, puedes observar la tabla para calcular lo debe pesar entre visitas al médico. The Centers for Disease Control and Prevention sugieren utilizar las tablas de crecimiento de la World Health Organization, la cual se centra en el amamantamiento como la norma. La curvas de crecimiento mayores incluyen a los niños amamantados y a los alimentados con biberón, así que un bebé amamantado puede parecer un poco delgado, cuando de hecho está creciendo de una manera saludable.

Obteniendo leche suficiente

Mientras tu bebé muestre crecimiento, probablemente estás produciendo suficiente leche. En el pasado, los padres pudieron haber pesado a un niño antes y después de alimentarlo, pero La Leche League International recomienda en contra de esta práctica debido a que las cantidad de alimentación del infante pueden variar de alimentación a alimentación, así que puede que no estés obteniendo una visión precisa. Si tu bebé todavía tiene un bajo peso de nacimiento a las 2 semanas de edad o ha mostrado una caída considerable de porcentaje en peso, tu médico se preocupará acerca de tu producción de leche y puede que te recomiende que intentes aumentar o complementar con fórmula según la American Academy of Pediatrics.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie mccormick | Traducido por valeria garcia