Cómo usar gafas de lectura con lentes de contacto

Si te encuentras teniendo que sostener libros, revistas y otros materiales escritos a cierta distancia para poder leerlos, probablemente estés desarrollando una condición llamada presbicia. La presbicia es un cambio común en la visión, relacionado con la edad, que generalmente aparece a los 40 años. La condición hace que tus ojos pierdan flexibilidad y que les dificulte focalizar la vista en objetos cercanos. Si ya usas lentes de contacto para corregir la visión a distancia, puedes usar gafas de lectura junto con tus lentes de contacto para ver de cerca.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Programa un examen con tu oftalmólogo para asegurarte de que tu receta para la miopía es correcta. Puesto que tus ojos cambian con el paso del tiempo, necesitas una receta actualizada para que tus lentes de contacto te brinden la mejor visión posible a fin de ver los objetos que están lejos. Tu examen de ojos también abarcará la presbicia y otros problemas oculares.

  2. Habla con tu oculista sobre las gafas de lectura recetadas que puedas usar con tus lentes de contacto. Las gafas recetadas son de mejor calidad que las de venta libre. Son una buena opción si tu presbicia es severa o si lees mucho o haces un trabajo en el que usas mucho la vista.

  3. Considera las gafas de lectura de venta libre si solo tienes una presbicia leve o si las necesitas usar ocasionalmente. Las gafas de lectura de venta libre tienen etiquetas que corresponden a su nivel de aumento. El nivel más bajo está marcado +1.00 y se incrementa hasta llegar al más alto: +4.00. Pruébate diferentes pares hasta encontrar la potencia que necesitas para leer palabras impresas a una distancia de entre 14 y 16 pulgadas (35 cm y 40 cm) de tu rostro.

  4. Decide si prefieres gafas de lectura de medio marco o marco completo. Con las lentes de medio marco, puedes mirar hacia abajo para mirar de cerca y hacia arriba para ver de lejos. Las lentes de marco completo pueden ser una mejor opción si vas a pasar largos períodos viendo palabras u objetos de cerca sin necesidad de quitar la vista.

  5. Ten a mano tus gafas de lectura para poder usarlas cuando las necesites para leer y ver objetos de cerca. Algunas personas consideran conveniente colgar sus gafas de lectura de una cadena del cuello.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon o'neil | Traducido por irene cudich