¿Te da el fútbol unos muslos más gruesos?

Jugar al fútbol puede dar a tu cuerpo un entrenamiento intenso, especialmente a tus piernas. El fútbol implica correr mucho, en gran parte esprintando. Esto, combinado con las repetitivas patadas a la pelota, puede poner los músculos de tus piernas (particularmente el cuádriceps y los tendones de la corva) a través de una rigurosa prueba de entrenamiento de resistencia y fuerza. Desarrollar muslos notablemente más gruesos depende de la frecuencia con que juegues al fútbol y realices ejercicios de levantamiento de peso.

Resistencia y fuerza

El fútbol pone a prueba tu resistencia y fuerza durante 90 minutos. Durante el curso de un partido, tus piernas deben tener suficiente energía para poder esprintar en un momento, a la vez que también regateas, pasas o tiras el balón. Realizar estas acciones en los últimos momentos de un partido, cuando tus niveles de energía casi se han agotado, requiere acondicionamiento y resistencia de fuerza. Jugar al fútbol en sí puede ayudarte a desarrollar piernas fuertes, pero los jugadores más competitivos también levantan pesas regularmente para fortalecer más los músculos de sus piernas.

Habilidades de fútbol

Incluso aunque todo tu cuerpo se mueve cuando juegas al fútbol, las piernas hacen la mayor parte del trabajo. Desarrollar muslos definidos y más grandes es posible si juegas al fútbol de forma regular. Los jugadores deben poder correr y esprintar, controlar la pelota con sus pies y piernas mientras corren, pasar con precisión a compañeros que puedan estar hasta a 60 yardas (54,8 m) de distancia y hacer tiros con la intención de que viajen a altas velocidades. Todas estas maniobras y movimientos llaman a tus muslos a la acción, ya sea el cuádriceps o los músculos de la corva. Cuanto más fuertes sean tus músculos, más efectiva será la forma en que puedes ejecutar estos tipos de habilidades de fútbol.

Entrenamiento de fuerza

Para crear unos músculos más gruesos, incorpora el entrenamiento de fuerza regular en tu programa. Intenta levantar pesas tres veces por semana, y aunque no deberías ignorar tu tren superior, céntrate en realizar al menos tres ejercicios específicos para las piernas durante cada sesión de entrenamiento. Los ejercicios de creación de masa efectivos para los muslos incluyen sentadillas, extensiones de pierna, flexiones, sentadillas hack, prensas de pierna y rizos de pierna. Si te centras en desarrollar masa, limita la cantidad de repeticiones e incrementa el peso para cada set. Lo ideal es que tus músculos lleguen a su tope al final de cada set.

Práctica de fútbol

La práctica de fútbol, combinada con el entrenamiento de fuerza y los partidos, contribuye al desarrollo de unos muslos grandes. Las sesiones de práctica suelen consistir en varios taladros en adición a partidos de línea de ataque. Muchos taladros de fútbol se enfocan en desarrollar habilidades fundamentales, así como en el acondicionamiento de la forma física. Esto incluye entrenar los músculos de tus piernas a través de taladros de carreras como saltos altos, cruces laterales, correr hacia atrás, movimientos a los lados, patadas de talón y levantamientos de rodilla. Todos estos taladros imitan, en cierto grado, movimientos que realizas durante un partido, y complementan cualquier programa de entrenamiento de fuerza que hagas.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por natalia navarro