Funciones de las proteínas en el cuerpo humano

Aparte del agua, las proteínas son el tipo más abundante de producto químico en el cuerpo humano. Las proteínas desempeñan muchas funciones vitales en el organismo, incluyendo la provisión de la estructura y fuerza a las células y tejidos, el control de reacciones bioquímicas y ayudar al sistema inmune. El metabolismo y las hormonas están regulados por proteínas, como también las diversas actividades que controlan. Las proteínas también regulan la división celular, que actúa para reponer las células viejas o dañadas para asegurar un suministro constante de células sanas.

Funciones estructurales

Las proteínas son los componentes principales de muchas estructuras en el cuerpo. Ellas constituyen parte de la membrana externa de todas las células en el cuerpo humano. Las proteínas también abundan en el pelo, la piel, los músculos y la mayoría de los otros órganos y tejidos. Las mismas actúan a menudo para fortalecer estas estructuras y trabajan juntas para permitir movimientos dentro del cuerpo, tales como la contracción de los músculos y el movimiento de los alimentos a través del sistema digestivo.

Conducción de reacciones bioquímicas

Las enzimas son un tipo específico de proteínas que permiten reacciones bioquímicas en el cuerpo. Estas reacciones pueden ocurrir sin las enzimas, pero éstas hacen que las reacciones ocurran más rápido. Muchos tipos diferentes de reacciones en el cuerpo son impulsados ​​por la acción de las enzimas, que afectan a la respiración, la digestión y funciones del sistema nervioso. Las mismas también son esenciales para el metabolismo, una serie de reacciones bioquímicas que convierten los alimentos en energía.

Regulación hormonal

Algunas hormonas también son proteínas. Las hormonas regulan el crecimiento y el desarrollo y son cruciales durante la pubertad. Afectan a la fertilidad mediante la regulación del ciclo menstrual y la producción de esperma. Las hormonas también regulan la masa muscular, el crecimiento del cabello, el metabolismo e incluso el estado de ánimo. Los niveles hormonales cambian durante toda la vida y ayudan a regular el proceso de envejecimiento, de la niñez a la edad adulta a las etapas posteriores de la vida.

Regulación de la división celular

Las proteínas regulan la división celular, un proceso importante para la reposición de células viejas o dañadas. Con el tiempo, las células pueden dañarse por la exposición al sol u otras sustancias nocivas en el medio ambiente. Estas células se someten a un proceso natural de muerte celular y necesitan ser reemplazadas. Esto se logra por la división de las células sanas en dos copias, que es regulada por proteínas denominadas factores de crecimiento. La falta de proteínas para regular adecuadamente el proceso de división puede causar el crecimiento de tumores y cáncer.

Acciones del sistema inmunológico

Los anticuerpos son otro tipo de proteínas esenciales para la salud humana. Los anticuerpos son un componente importante del sistema inmunológico y ayudan a combatir las infecciones causadas por bacterias y virus. El sistema inmune produce muchos anticuerpos diferentes, cada uno con una estructura ligeramente diferente que le permite reconocer un tipo específico de bacterias, virus u otro tipo de organismo invasor. Una vez que un anticuerpo reconoce y se une a un germen invasor, le indica al sistema inmune para destruir al invasor.

Más galerías de fotos



Escrito por noelle thompson | Traducido por priscila caminer