Cómo funcionan las piernas en un balanceo trasero de golf

Las piernas proporcionan la estabilidad en el balanceo de golf, especialmente el balanceo trasero. Los golfistas aficionados tienden a mover sus piernas demasiado y tienen la impresión equivocada de que más trabajo de piernas conduce a tiros más largos. De hecho, lo opuesto es verdad. En su libro "Golf simplificado", el artista profesional y profesor profesional Peter Longo dice que el 90 por ciento de los aficionados cometen este error. En cambio, la estabilidad de la pierna permite que el cuerpo gire, creando la potencia para más energía y distancia.

Errores comunes y mitos

Un error común es el deslizamiento de las piernas lejos del objetivo, a la derecha, en lugar de girar los hombros. Al deslizarte mueves todo tu cuerpo lejos de la pelota de golf y reduces las posibilidades de que seas capaz de volver el palo a la pelota consistentemente durante la bajada. Otro error común es enderezar la pierna derecha o empujar la rodilla hacia adelante en un intento de crear un columpio trasero más largo y, en definitiva, ganar distancia. Lo contrario es cierto. Cualquier exceso de movimiento de piernas impide golpear la pelota en forma consistente y, por tanto, afecta negativamente el vuelo de la bola y la distancia. Levantar el talón izquierdo en el balanceo trasero no es un error en sí mismo, pero permite que las piernas se liberen al moverse más de lo necesario.

Mantenerse centrado

Para mayor precisión y golpeo de pelota consistente, permanece centrado durante el balanceo hacia atrás y no te muevas lateralmente lejos del objetivo. Desde la perspectiva de un diestro jugador de golf, la rodilla derecha debe estar flexionada y permanecer de esa forma durante todo el balanceo hacia atrás. La rodilla izquierda debe también ser flexionada, pero puede moverse ligeramente hacia la derecha a medida que comienza el balanceo de nuevo, cerca de 2 pulgadas. Si tu flexibilidad de la cadera te lo permite, mantén el talón izquierdo en el suelo. Si lo haces, te ayudará a permanecer centrado y equilibrado, en lugar de moverte lateralmente hacia la derecha.

Cambio de peso

Los instructores de golf no están de acuerdo acerca de la distribución del peso cuando te diriges a la pelota. Algunos profesionales dicen que tu peso debe ser distribuido en partes iguales entre tus piernas derecha e izquierda. Otros dicen que debes comenzar con la mayor parte de tu peso sobre el lado derecho. Todos están de acuerdo, sin embargo, que la mayor parte de tu peso debe estar en la pierna de atrás al momento de completar el balanceo de nuevo. A medida que giras tus hombros, desplaza el peso hacia el borde interior de tu pie derecho. Si realizas este movimiento correctamente y mantienes tu rodilla derecha flexionada, sentirás el peso de la pelota y el lado izquierdo de tu pie derecho. También sentirás la tensión a lo largo de la parte interior o del extremo izquierdo, de tu rodilla derecha y en la parte externa, o derecha, de la parte superior del muslo y cadera. Habrás hecho un espiral en el balanceo trasero, tal como lo haces cuando lanzas un juguete. Cuando te desenrollan en el balanceo hacia atrás, crearás velocidad en la cabeza del palo y en la distancia.

Ejercicio de práctica

Puedes sentir la importancia de la estabilidad de la pierna durante el balanceo trasero con el simple ejercicio de los pies juntos. Párate con los pies juntos y golpea las bolas con un hierro 7, 8 y 9. Pon las pelotas encima de un tee hasta que te sientas cómodo con el ejercicio, entonces puedes golpear las bolas fuera del césped. Este ejercicio te mantendrá equilibrado y centrado sobre la pelota, y no te permitirá usar incorrectamente las piernas.

Más galerías de fotos



Escrito por kim kleinle | Traducido por franco castro