Cómo funcionan los brazaletes magnéticos

Terapia magnética

Según la American Cancer Society (ACS) la terapia magnética se usa para reducir el dolor y tratar dolencias en distintas partes del cuerpo. Sus promotores dicen que los anillos, pulseras y otros aparatos magnéticos funcionan porque ciertas células y tejidos del cuerpo emiten impulsos electromagnéticos. La teoría es que cuando la enfermedad o lesión impide el flujo de estos campos, la energía magnética puede corregir el desequilibrio y restablecer la salud. Las pulseras magnéticas y la terapia magnética en general se ha comercializado como poseedora de la capacidad para aliviar migrañas, reparar huesos rotos, mejorar la circulación e incluso curar el cáncer. Sin embargo la U.S. Food y Drug Administration (FDA) dicen que los imanes no tienen ningún valor medicinal.

Imanes estáticos

La terapia magnética implica el uso de imanes de metal finos que a menudo se colocan en pulseras o collares. Los imanes se usan por diferentes cantidades de tiempo dependiendo de la dolencia particular. La duración del tratamiento puede variar desde unas horas hasta varias semanas. La ACS dice que la mayoría de los imanes que vende son los llamados imanes estáticos o constantes porque su campo magnético es estacionario.

Efectos promocionados

Se cree que las pulseras magnéticas tienen valor terapéutico debido a su posible influencia sobre el flujo sanguíneo en las arterias de la muñeca. Se cree que la emisión de magnetismo de la pulsera aumenta la conductividad eléctrica de la sangre y aumenta la cantidad de iones (átomos que llevan una carga de electricidad). El proceso de ionización se cree que mejora la eficiencia del flujo sanguíneo. Los partidarios de las pulseras magnéticas y otros tipos de terapia magnética dicen que los poderes curativos de los imanes pueden acelerar el metabolismo y producir un ambiente menos ácido en el cuerpo. La ACS dice que los promotores de los imanes creen que las células cancerosas no pueden vivir en un ambiente donde el ácido es bajo, así que la terapia magnética puede detener la propagación de los tumores. También dicen que mantener los campos magnéticos puede ajustar los impulsos nerviosos, reducir los depósitos grasos en las paredes arteriales e incluso modificar el proceso de pensamiento para impulsar el bienestar emocional.

Estudio

Investigadores británicos en la Universidad de York dicen que un ensayo controlado con placebos aleatorios concluyó que los enfermos de artritis no encuentran ningún alivio del dolor al usar brazaletes magnéticos o pulseras de cobre. El ensayo tuvo 45 participantes de más de 50 años. Los resultados fueron divulgados en la edición 2009 de la Arthritis Research Campaign.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por mariana groning