¿Cómo funciona la estimulación eléctrica del músculo?

La estimulación muscular eléctrica, a menudo llamada "e-stim" o "TENS", es un tipo de tratamiento utilizado a menudo en terapia física y otros centros de rehabilitación. Los dos usos principales para este tratamiento son el alivio del dolor y la reeducación muscular. En la mayoría de los casos, es una máquina que proporciona una corriente eléctrica. Los cables de la máquina están conectados a parches adhesivos que se colocan sobre la piel en un área predeterminada. La corriente eléctrica se envía de la máquina a los parches y llega al tejido muscular, provocando una respuesta sensorial o motora.

Alivio del dolor

La estimulación eléctrica se puede utilizar para aliviar el dolor. Hay dos teorías acerca del alivio del dolor con este procedimiento. La teoría del umbral de control dice que las señales de dolor se envían al cerebro a través de los nervios, y deben pasar a través de una "umbral". Se dice que el estímulo del dispositivo pasa ese umbral, bloqueando los nervios que provocan la sensación dolorosa. Otra teoría asegura que la estimulación hace que el cerebro libere analgésicos naturales del cuerpo, endorfinas y encefalinas, llevando al alivio del dolor. Los estudios han mostrado un marcado incremento de estas sustancias después de la estimulación eléctrica de baja frecuencia.

Reeducación muscular

La estimulación eléctrica se utiliza también para reentrenamiento de músculos que tienen problemas durante la contratación. Aunque se utiliza para distintos padecimientos, frecuentemente se utiliza en personas que han tenido un accidente cerebrovascular o una cirugía ortopédica. Muchas veces estos pacientes tienen problemas al tratar de mover un músculo o articulación. Cuando el impulso eléctrico es enviado al interior del tejido muscular con este dispositivo con el ajuste adecuado, el músculo puede contraerse sin la intervención del paciente. Hacer esto mientras el paciente trata activamente de contraer el músculo, a veces puede hacer que el cerebro vuelva a aprender cómo contraer el músculo por sí solo.

Controversia e investigación

Aunque se han realizado numerosas investigaciones acerca del uso de la estimulación eléctrica, su efectividad clínica es cuestionable. Muchos estudios han encontrado poco o ningún beneficio de la estimulación eléctrica en comparación con un placebo. De hecho, la estimulación eléctrica a menudo se engloba dentro de la medicina alternativa, debido a la falta de pruebas sobre su utilidad. Sin embargo, otros estudios encuentran precisamente lo contrario. Por ejemplo, un estudio de 2014 sobre personas con dolor moderado a agudo o severo mostró que el dispositivo produjo una reducción clínicamente significativa en la intensidad del dolor. La investigación continúa para conocer con seguridad su eficacia en el alivio del dolor.

Ventajas e inconvenientes

La estimulación eléctrica tiene muchas ventajas que la avalan cono una forma efectiva de controlar el dolor y volver a entrenar los músculos después de una lesión o enfermedad. Este tratamiento no es adictivo. Las máquinas a menudo son compactas y fáciles de usar. Son rentables y proporcionan una alternativa a la ingestión de medicamentos para el dolor. Hay algunos riesgos asociados con el uso de la electroestimulación. Su principal defecto es que no resuelve el padecimiento subyacente cuando se trata de dolor. Para la reeducación muscular, el principal defecto es que a pesar de que puede logra la estimulación del músculo, la función no puede recuperarse si el daño neurológico es severo. Tampoco ayudará a mejorar de manera significativa la fuerza, a pesar de algunas afirmaciones publicitarias.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda willis, dpt, pt | Traducido por sergio mendoza