¿Cómo funciona Dilantin?

La fenitoína (Dilantin, Phenytek) es un medicamento antiepiléptico, también llamado a veces un fármaco anticonvulsivo. Los fármacos antiepilépticos ayudan a controlar las convulsiones provocadas por la actividad eléctrica anormal en el cerebro. La actividad anticonvulsivante de la fenitoína fue descubierta en 1938. La fenitoína trabaja en un principio muy básico que cambia la forma en que las cargas eléctricas se mueven alrededor de las células.

Usos de Dilantin

Dilantin se prescribe para el tratamiento de ciertos tipos de trastornos convulsivos como la epilepsia. Dilantin también se usa durante y después de la cirugía del cerebro para prevenir convulsiones. La fenitoína y otros fármacos antiepilépticos se pueden usar para prevenir las convulsiones debido a la presión arterial muy elevada durante el embarazo -llamada preeclampsia- si el riesgo de convulsión se considera más perjudicial para la madre y el bebé que los posibles efectos secundarios de la medicación.

¿Cómo funciona Dilantin?


Dilantin interactúa con proteínas en la superficie de las células nerviosas, también conocidas como neuronas.

Dilantin interactúa con proteínas en la superficie de las células nerviosas, también conocidas como neuronas. Estas proteínas, denominadas canales iónicos, permiten que los iones de sodio cargados positivamente crucen desde el exterior hacia el interior de la célula nerviosa. A medida que los iones de sodio cargados positivamente se mueven, cambian el campo eléctrico a través de la neurona. Esto altera la tasa de actividad, o "disparo" de la célula nerviosa. Dilantin interfiere con el paso de iones de sodio a través de los canales de iones, lo que se disminuye la actividad eléctrica incontrolada que provoca convulsiones.

Iones, nervios y condiciones

Dilantin es uno de muchos fármacos en la categoría antiepiléptico. Muchos de los otros medicamentos en este grupo también actúan sobre los canales iónicos de los nervios. A veces los médicos prescriben fenitoína y otros fármacos que bloquean los canales iónicos para el tratamiento de trastornos que se cree están relacionados con la actividad anormal del cerebro. Los ejemplos incluyen el alcohol y medicamentos recetados para síndromes de abstinencia; trastornos de pánico y la ansiedad; demencia, esquizofrenia y los trastornos afectivos bipolares. Algunos fármacos antiepilépticos pueden reducir el dolor al interferir con la actividad de los nervios que transmiten las señales de dolor.

Dilantin o alternativas


Hay una variedad de fármacos antiepilépticos disponibles que los médicos prescriben a menudo en lugar de Dilantin.

Dilantin ha sido utilizado con éxito durante décadas. Sin embargo, su uso tiene el potencial de causar un número de efectos secundarios graves. Los movimientos del cuerpo o del ojo no controlados, pensamientos suicidas y la depresión, reacciones en la piel, daño al hígado, glándulas inflamadas y fiebre son algunos de los efectos secundarios observados. Además, tomar fenitoína cambia la forma en que otras drogas como el alcohol y algunas vitaminas son metabolizados. Hay una variedad de fármacos antiepilépticos disponibles que los médicos prescriben a menudo en lugar de Dilantin. Los procedimientos quirúrgicos son una alternativa a la medicación antiepiléptica para algunas personas con un trastorno convulsivo. Todas las opciones de tratamiento para las convulsiones o trastornos que afectan al cerebro o a los nervios se deben discutir con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por margaret baker, phd | Traducido por luciano ariel castro