Cuál es la función principal del fósforo en el cuerpo

El fósforo es el segundo mineral más abundante en el cuerpo, después del calcio, y cumple diversas funciones. El 85 por ciento del fósforo en el cuerpo se encuentra en los huesos, y el 15 por ciento restante se dispersa a los largo de los tejidos blandos. Es un compuesto esencial para la función normal de todas las células, ya que realizan una variedad de funciones. El intestino delgado absorbe el fósforo, el cual se almacena en los huesos. El exceso de este mineral se excretado por medio de los riñones. Como se puede obtener a partir de muchos alimentos, la deficiencia de fósforo no es muy común.

Huesos y dientes

El fósforo trabaja en estrecha colaboración con el calcio para fortalecer huesos y dientes. Estos dos minerales se combinan para formar fosfato de calcio, compuesto predominante en los huesos. La ingesta adecuada de calcio y fósforo es esencial para el útero y durante la infancia y la pubertad, cuando se establece la masa ósea. En el caso de las mujeres adultas, la necesidad de estos minerales aumenta durante el embarazo y la lactancia, y en la posmenopausia, cuando se agota el efecto protector de los estrógenos sobre los huesos. Es importante ingerir una dieta con cantidades equilibradas de fósforo y de calcio. Consumir más cantidad de fósforo que de calcio puede generar osteoporosis y problemas en las encías y en los dientes.

Estructura celular

El fósforo también se combina con los lípidos, por lo general diglicéridos, para formar varios tipos de fosfolípidos. Estos últimos son un componente estructural principal en todas las membranas celulares, también denominadas paredes, a lo largo de todo el cuerpo. Los fosfolípidos son esenciales para mantener la salud óptima del cerebro, porque ayuda a las células cerebrales a comunicarse e influyen en la función de los receptores. Además controlan qué minerales, nutrientes y medicamentos entran y salen de las células.

Otras funciones

El fósforo tiene muchas otras funciones esenciales. Es necesario para producir y almacenar energía, ayudando al cuerpo a convertir las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono en energía. Como es un componente del ADN y el ARN, el fósforo también participa está implicado en el almacenamiento y la transmisión de material genético. Activa enzimas, hormonas y moléculas de señalización celular a través de la fosforilación. Además ayuda a que el oxígeno llegue a los tejidos y mantiene los niveles de ácidos-base, o pH, equilibrados, porque funcionan como mediador.

Fósforo en los alimentos

La ingesta diaria recomendada de fósforo es 1000 mg. La cantidad promedio que consumen las mujeres estadounidenses es de 1024 mg y 1495 mg en el caso de los hombres. El fósforo es muy común en la dieta. Las fuentes de origen animal incluyen leche, yogur, queso, huevos, carne y pescado; entre las fuentes vegetales que contienen fósforo se encuentran guisantes y frijoles secos, nueces, semillas y mantequilla de frutos secos, arroz blanco e integral, panes y cereales integrales. El fósforo que proviene de fuentes animales se absorbe con más facilidad que el que se encuentra en los cereales.

Más galerías de fotos



Escrito por catherine cox | Traducido por vanesa sedeño