¿Qué función cumple L-arginina?

La L-arginina, uno de los aminoácidos que componen las proteínas, se ha investigado por su función en el tratamiento y prevención de una serie de enfermedades, como la insuficiencia cardíaca congestiva, el resfrío común, la insuficiencia renal y la disfunción eréctil. Una vez en el cuerpo, la L-arginina se convierte en otra sustancia química, conocida como óxido nítrico, que puede mejorar el flujo sanguíneo y estimular la liberación de determinadas hormonas, como insulina y la hormona del crecimiento.

L-arginina en el cuerpo

El óxido nítrico que se produce a partir de la L-arginina ayuda a relajar los vasos sanguíneos, y como resultado mejora la circulación de la sangre. Esta mejora es el mecanismo que logra que la L-arginina sea un tratamiento eficaz para combatir una serie de afecciones, como enfermedades cardiovasculares y disfunción eréctil. La L-arginina también se utiliza junto con otros tratamientos para estimular la función inmunológica en pacientes hospitalizados, según informa el Centro Médico Langone de NYU.

Usos de L-arginina

La L-arginina se califica como un aminoácido "posiblemente eficaz" para contribuir con la recuperación quirúrgica, para mejorar la función renal en pacientes con trasplante de riñón, mejora la inflamación de la vejiga, la pérdida de peso en personas con VIH/SIDA, y la insuficiencia cardíaca congestiva, según informa el sitio web MedlinePlus. Este sitio también señala que la L-arginina es "posiblemente eficaz" para tratar el dolor en el pecho asociado con la enfermedad de la arteria coronaria, a pesar de que no resulta como tratamiento para las enfermedades cardíacas, para tratar la disfunción eréctil, los calambres en las piernas asociados con la aterosclerosis, el infarto de miocardio y el aumento de la presión arterial durante el embarazo.

Usos adicionales

Muchos medicamentos de venta libre y recetados se utilizan junto con la L-arginina, como por ejemplo el ibuprofeno para tratar migrañas y aceite de pescado para reducir infecciones, según informa el sitio web MedlinePlus. Este aminoácido se propuso para otros usos, como el mal de altura, la presión arterial alta, la disfunción sexual y el resfrío común en mujeres, señala el Centro Médico Langone de NYU. Algunas personas utilizan la L-arginina por vía tópica sobre la piel para mejorar el flujo sanguíneo hacia las extremidades o reducir el tiempo de curación de lesiones.

Seguridad de la L-arginina

La L-arginina se considera segura y tolerable en dosis de hasta 20 gramos por día, según el Centro Médico Langone de NYU. Los pacientes con presión arterial baja no deben consumir L-arginina, ya que puede reducir aún más la presión. También puede empeorar el herpes porque permite que el virus se multiplique. Por seguridad, las mujeres embarazadas o en período de lactancia, los niños pequeños y los pacientes con enfermedad hepática o renal deben evitar la L-arginina. Tampoco se debe consumir junto con medicamentos para la presión arterial elevada o medicamentos que aumentan el flujo sanguíneo hacia el corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por vanesa sedeño