Fuentes vegetarianas de vitamina B

Todas las vitaminas B son importantes para el crecimiento y desarrollo de tu cuerpo. Sin la cantidad adecuada en tu dieta, podrías tener problemas con la función muscular y nerviosa, el desarrollo de los glóbulos rojos y mucho más. Todas las vitaminas del complejo B se encuentran en productos de origen animal, así como algunos alimentos fortificados, por lo que los vegetarianos no pueden tener suficiente de cada vitamina. Si estás en riesgo de deficiencia, presta más atención a los alimentos que comes para asegurarte de que estés consumiendo la cantidad adecuada de todas las vitaminas del grupo B.

Vitamina B-1

La tiamina o vitamina B-1, está implicada en el metabolismo de los hidratos de carbono y la producción de energía. Las fuentes vegetales son los cereales integrales, panes y harinas enriquecidas, frijoles, nueces y semillas, guisantes y huevos.

Vitamina B-2

La vitamina B-2, o riboflavina, trabaja con otras vitaminas B para producir células rojas de la sangre y producir energía al descomponer carbohidratos. Puedes encontrar riboflavina en los vegetales de hoja verde, legumbres, frutos secos, huevos y productos lácteos.

Vitamina B-3

Aguacates, huevos, frijoles, nueces y papas, contienen vitamina B-3, también conocida como niacina. Comer lo suficiente de estos alimentos ayudará a que funcionen correctamente los nervios.

Vitamina B-5

El ácido pantoténico, también conocido como vitamina B-5, es necesario para el metabolismo de los alimentos, así como la producción de hormonas y colesterol. Se puede encontrar en el aguacate, el brócoli, la col rizada, repollo, huevos, frijoles y lentejas, champiñones, cereales integrales y productos lácteos.

Vitamina B-6

También conocida como piridoxina, la vitamina B-6 está implicada en la producción de células sanguíneas y la función cerebral. Aguacates, plátanos, frijoles, nueces y granos enteros son fuentes de vitamina B-6.

Vitamina B-7

Se encuentra en el chocolate, yema de huevo, cereales fortificados, frijoles, nueces y leche, la biotina está involucrada en la descomposición de proteínas y carbohidratos para obtener energía. Y juega un papel crítico en la producción de colesterol y las hormonas.

Vitamina B-9

El folato, también conocido como vitamina B-9, ayuda a prevenir los defectos de nacimiento debido a su papel en la producción y la reparación de ADN. Las fuentes vegetarianas incluyen espárragos, brócoli, remolacha, habas y lentejas, vegetales de hojas verdes, cereales fortificados, naranjas y el jugo de naranja fortificado, maní y germen de trigo. El ácido fólico es la forma sintética del folato y es lo que se agrega a los alimentos y jugos fortificados. The Harvard School of Public Health and the Institute of Medicine recomienda no consumir demasiado ácido fólico de los alimentos enriquecidos y suplementos. En su lugar, se centran en el folato natural que se encuentra en los alimentos.

Vitamina B-12

La vitamina B-12 se utiliza en la producción de células rojas de la sangre y es necesaria para la función nerviosa. Se puede encontrar en huevos y productos lácteos, así como cereales fortificados y leche de soja. La principal preocupación es para los vegetarianos que no comen huevos y productos lácteos, ya que no son capaces de obtener suficiente vitamina B-12 a partir de otras fuentes. Agregar otras opciones vegetarianas como la levadura nutricional, fortificados sustitutos de la carne y los suplementos pueden ayudar a los vegetarianos a obtener las cantidades recomendadas.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer gill | Traducido por blas isaguirres