Fuentes del azúcar

¿Alguna vez consideraste la posibilidad de sentarte y comer una bolsa de 4 libras de azúcar? Según el Departamento de Agricultura de EE.UU. (U.S. Department of Agriculture - USDA), el estadounidense promedio consume esa cantidad de azúcar en un año, es decir 23 cucharaditas por día. Algunos de estos azúcares provienen de fuentes de alimentos integrales, como cereales integrales, frutas y leche, pero la mayoría vienen de las fuentes procesados ​​como refrescos y dulces, y se pueden disfrazar bajo una variedad de nombres, como el jarabe de maíz alto en fructosa, azúcar de arroz integral y zumo de frutas concentrado.

Frutas, leche y productos lácteos

Los carbohidratos proveen energía esencial para las funciones diarias. Las frutas y los productos lácteos contienen azúcares clasificados como simples. La fructosa se encuentra de forma natural en la fruta, mientras que la lactosa se ​​encuentra de forma natural en la leche y los productos lácteos. A pesar de que estos azúcares se consideran azúcares simples, consumirlos implica una nutrición agregada de fibra, vitaminas y minerales que se encuentran en las frutas y la leche, que no se suministra en las formas procesadas de azúcar.

Zumo de frutas concentrado

Si nos fijamos en la lista de ingredientes de un producto alimenticio que sólo dice contener "azúcar natural", por lo general, verás el zumo de fruta concentrado como un ingrediente. Este concentrado contiene la misma fructosa que se ​​encuentra naturalmente en la fruta, pero en una dosis mucho más concentrada. Para llegar a esta concentración, el jugo de fruta natural recibe un tratamiento térmico que evapora el agua, dejando sólo los contenidos azucarados. La desventaja del concentrado es que puede proporcionar cantidades sustanciales de azúcar y calorías en una porción muy pequeña.

Jarabe de maíz alto en fructosa

El jarabe de maíz alto en fructosa o JMAF, es un edulcorante común en refrescos, barras de granola, salsa de tomate y cereales, por nombrar sólo algunos. El JMAF se compone de 50% a 55% de fructosa, que es procesada y combinada con jarabe de maíz para producir un edulcorante barato y fácilmente soluble. Aunque la investigación es controvertida en cómo tu cuerpo responde al JMAF en comparación con el azúcar de mesa, algunas hipótesis establecen que el cuerpo no reconoce el JMAF como alimento, dejándote con hambre y con ganas de comer más alimentos.

Jarabe de arroz integral

El jarabe de arroz integral es otra fuente de azúcar encubierta que ha estado apareciendo en los alimentos del supermercado. Este jarabe se obtiene por la cocción del arroz con enzimas que descomponen el almidón, reduciendo el líquido hasta obtener la consistencia deseada. El sabor y la textura es similar a la miel, y si bien se considera natural, ya que sólo está hecho de arroz y poco más, aún es una fuente altamente concentrada de calorías y azúcar. Sin embargo, debido a que se trata de un medio tan dulce como el azúcar, es una alternativa popular para aquellos que están cuidando su consumo total de azúcar.

Más galerías de fotos



Escrito por christina fitzgerald, ms, rd, ld/n | Traducido por sofia loffreda