Fuentes alimenticias de glutatión

El glutatión es un compuesto que contiene tres aminoácidos: glutamato, cisteína y glicina. Funciona en el cuerpo como antioxidante; es un componente vital en la destrucción de radicales libres y la desintoxicación del cuerpo de substancias dañinas. A medida que las personas envejecen o experimentan una enfermedad, los niveles de este vital antioxidante en la sangre disminuyen. Las fuentes dietéticas de glutatión son, por lo tanto, necesarias para reponer las reservas y evitar más pérdidas.

Cardo mariano y comino

El cardo mariano es una excelente fuente del compuesto antioxidante silimarina. Esta ayuda a prevenir la baja de glutatión en el hígado, el cual, a su vez, es necesario para que el hígado se desintoxique de substancias dañinas. Si se daña el hígado la concentración de glutatión se reduce significativamente, lo que lo hace aun más susceptible al daño adicional, haciendo del glutatión un elemento vital para la salud del hígado. El comino también tiene la habilidad de aumentar el nivel de glutatión en el tejido. El comino actúa como un agente unificador, elevando los complejos glutamato-cisteína durante la expresión génica.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras también son buenas fuentes de glutatión. Para recibir las más altas cantidades de glutatión de las frutas y verduras, es importante consumirlas frescas, sin cocción ni procesamiento. El hecho de cocinarlas y procesarlas disminuirá la biodisponibilidad de glutatión en estos alimentos. Además el nivel de glutatión varía ampliamente entre las frutas y verduras debido a los factores ambientales y la fase de desarrollo de la planta. Las frutas y las verduras que contienen las mayores cantidades de glutatión por porción incluyen: espárragos, patatas, pimientos, zanahorias, cebollas, brócolis, aguacates, calabazas, espinacas, ajos, tomates, toronjas, manzanas, naranjas, duraznos, plátanos y melones.

Productos animales

El glutatión dietético se encuentra en grandes cantidades en carnes frescas sin cocinar y en cantidades moderadas en los productos lácteos y el huevo. Estos alimentos son altos en proteínas de suero que contienen alfa-lactalbúmina la cual es rica en amino ácidos que a su vez contienen sulfuro. Estos productos optimizan el uso de glutatión dentro del cuerpo. El almacenamiento y la cocción prolongados reducen el contenido de glutatión en estos alimentos. Como sea, el contenido de glutatión en estos alimentos es lo suficientemente alto que consumir estos productos después de la cocción y el procesamiento proporciona al cuerpo cantidades suficientes de glutatión.

Alimentos con selenio o ácido lipoico

El selenio es un factor importante para el glutatión en forma de enzima. El selenio es necesario para la formación de enzimas que contienen glutatión. Por esta razón, consumir alimentos ricos en selenio promueve la producción de glutatión. Estos alimentos incluyen: cereales, avena, nueces de Brasil, nueces, legumbres, atún, carne de res, pollo, queso y huevo. El ácido lipoico o ALA (Alpha Lipoic Acid) promueve la síntesis de glutatión dentro del cuerpo y, por lo tanto, al aumento de nivel en el cuerpo. Los alimentos ricos en ácido lipoico incluyen: espinacas, tomates, guisantes, coles de Bruselas, arroz integral y mayonesa. Muchos de estos alimentos son naturalmente altos en glutatión. Comer estos alimentos aumenta la biodisponibilidad de este importante antioxidante.

Más galerías de fotos



Escrito por erica wickham, m.s., r.d., c.d.n. | Traducido por maria del rocio canales