Fuentes alimentarias de glucosa

La glucosa es uno de los tipos más simples de azúcar y la principal fuente de energía que el cuerpo utiliza. Con la ayuda de la hormona insulina, las células son capaces de extraer la glucosa del torrente sanguíneo para su uso como combustible. Casi todos los alimentos que contienen carbohidratos, desde las frutas hasta los panes, tienen algún nivel de glucosa, aunque los frutos suelen ser las fuentes más altas. Dado que la glucosa puede elevar el nivel de azúcar en la sangre rápidamente, si eres diabético, es posible que desees evitar consumir regularmente alimentos ricos en glucosa.

Frutos secos

Los frutos secos son algunas de las fuentes más ricas de glucosa que se ​​pueden comer. Una taza de pasas de uva lleno te da más de 45 gramos. Las ciruelas y los albaricoques tienen cada uno casi la misma cantidad de glucosa en 1 taza. Los higos secos son ligeramente inferiores, proporcionando aproximadamente 37 gramos de glucosa en una porción de 1 taza.

Frutos frescos

Por lo general, todos los tipos de frutas tienen un cierto nivel de glucosa. Una taza de rebanadas de kiwi tiene casi 10 gramos, mientras que la misma cantidad de ciruelas proporciona más cerca de 9 gramos. Una taza de papaya en cubitos tiene 6 gramos y una pera grande de 5 onzas (155 gramos) contiene menos de 5 gramos. Una taza de melón dulce cortado en dados, una mandarina y una manzana cruda 4 onzas (124 gramos) cada uno contienen 3,5 a 4,5 gramos de glucosa. Para aproximadamente 3 gramos de glucosa, puedes tener un melocotón de 5,5 onzas (171 gramos) o 1 taza de fresas recién cortadas.

Jarabe de arce y fuentes líquidas

Obtendrás más de 30 gramos de glucosa a partir de un cuarto de taza de miel. La misma cantidad de melaza tiene sólo 10 gramos. Los néctares están llenos de azúcar natural, lo que te da aproximadamente 15 gramos en cada porción de 1 taza. No importa qué tipo de jugo que prefieras, estarás recibiendo la glucosa en tu organismo. El jugo de uva sin azúcar contiene más de 17 gramos por cada 8 onzas (248 gramos), el jugo de manzana mezclado ofrece alrededor de 9 gramos, el jugo de naranja proporciona casi 6 gramos y el jugo de verduras tiene 3,5 gramos en un vaso de 8 onzas (248 gramos).

Otros alimentos

Los cereales, las legumbres, las verduras y los frutos secos contienen todos glucosa, pero no suelen tener una gran cantidad. Por lo general, el pan contiene 0,5 gramos de glucosa o menos por una rebanada de 1 onza (31 gramos). Los frijoles marina o pintos también ofrecen menos de medio gramo de glucosa por un porción de 1 taza. Una taza de brócoli, de hongos shiitake, de batatas asadas, de rodajas de pepino o de espinaca picada, cada uno tienen menos de 0,5 gramos de glucosa, al igual que la mayoría de otros tipos de verduras. Los frutos secos, como almendras, cacahuates y nueces de la India, contienen de forma natural glucosa también, aunque obtendrás menos de 0,2 gramos de glucosa a partir de media taza.

La glucosa en tu dieta

La glucosa no tiene una ingesta recomendada establecida, aunque constituye una parte de tu asignación diaria de carbohidratos diarios. Los carbohidratos en su conjunto, incluidos los almidones y otros tipos de azúcares, deben dar cuenta de 45 a 65 por ciento de todas las calorías que consumes, según lo indicado por las Guías Alimentarias para los Estadounidenses 2010. Debido a que los hidratos de carbono ofrecen 4 calorías por gramo, en base a 2.000 calorías, puedes obtener 225 gramos a 325 gramos de carbohidratos cada día.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por javier enrique rojahelis busto