¿Pueden los frutos secos afectar el azúcar en la sangre?

Si te preocupas por tu nivel de azúcar, los alimentos ricos en carbohidratos suelen ser los principales culpables. Los hidratos de carbono, una vez digeridos, se convierten en azúcar o glucosa y aumentan los niveles de azúcar en la sangre. Pan, pasta, cereales de desayuno, arroz, patatas, galletas, magdalenas, azúcar y refrescos. Los frutos secos suelen tener un bajo contenido de hidratos de carbono, pero pueden afectar a tu nivel de azúcar en función de la forma en que se preparan o cuántos consumes en una porción.

Frutos secos crudos o asados

Una porción de 1 oz de almendras contienen 6,1 g de hidratos de carbono, de los cuales 3,5 g son fibra, lo que significa que sólo el 2,6 g de los hidratos de carbono están disponibles para elevar tus niveles de azúcar en sangre. La fibra no eleva los niveles de azúcar en sangre, pero es parte del contenido total de carbohidratos. Restar la fibra de los carbohidratos totales te da una mejor idea de la cantidad de carbohidratos que pueden afectar realmente el azúcar en la sangre. En este caso, 1 oz. de almendras contiene el equivalente de carbohidratos disponibles que se encuentran en 1/2 cdta. de azúcar, lo cual no es probable que afecte significativamente a tus niveles de azúcar en la sangre. Si tienes una gran porción o aproximadamente 1 taza de almendras, vas a obtener 31 g de carbohidratos totales y 17,4 g de fibra, lo que corresponde a 13,6 g de hidratos de carbono disponibles. Esta cantidad de hidratos de carbono corresponde al equivalente a casi una rebanada de pan y podría aumentar tus niveles de azúcar en la sangre en la misma medida. Otras frutos secos tostados y crudos tienen un valor nutritivo similar.

Frutos secos recubiertos de azúcar

Algunos frutos secos están recubiertos con azúcar, miel u otro recubrimiento alto en hidratos de carbono, lo que puede influir significativamente en la forma en que estos frutos secos afectan a tus niveles de azúcar en sangre. Por ejemplo, 1 oz. de almendras tostadas melíferas poseen 7,9 g de hidratos de carbono y 3,9 g de fibra o 4 g de hidratos de carbono disponibles. En otras palabras, las almendras asadas con miel tienen casi el doble de la cantidad de carbohidratos que se encuentran en las almendras regulares, pero todavía es una cantidad bastante baja de hidratos de carbono y pueden no afectar significativamente a tus niveles de azúcar en la sangre si se consumen en pequeñas cantidades. Si comes más de 1 oz de estos frutos secos recubiertos de azúcar, tus niveles de azúcar en sangre pueden aumentar considerablemente.

Mantequilla de frutos secos

Una porción de 2 cucharadas de mantequilla de frutos secos naturales contiene la misma cantidad de carbohidratos disponibles que se encuentran en 1 oz de frutos secos enteros. Al igual que los frutos secos regulares crudos o asados, la mantequilla de frutos secos naturales afecta el azúcar en la sangre dependiendo de la cantidad que consumes. Algunas mantequillas de frutos secos, sin embargo, pueden contener azúcar añadido y sin duda podrían afectar a tus niveles de azúcar en la sangre más que otros frutos secos y mantequillas de frutos secos. Por ejemplo, 2 cdas. de mantequilla de cacahuete reducida en grasa contiene 11,4 g de hidratos de carbono y 1,7 g de fibra o 9,7 g de hidratos de carbono disponibles.

Anacardos

El valor nutricional de la mayoría de los frutos secos es bastante similar, con la excepción de los anacardos, que tienen un contenido de hidratos de carbono considerablemente mayor. Una onza de anacardos tiene 9,3 g de hidratos de carbono y 0,9 g de fibra, lo que corresponde a 8,4 g de hidratos de carbono disponibles o alrededor de la mitad de una rebanada de pan. Una taza llena de anacardos proporciona 44,8 g de hidratos de carbono y 4,1 g de fibra, lo que corresponde a 40,7 g de hidratos de carbono disponibles o cerca de tres rebanadas de pan. Los anacardos pueden afectar tus niveles de azúcar en sangre más que otros frutos secos, pero el aumento en tus niveles de azúcar en la sangre dependerán de las cantidades que consumas.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por gabriela nungaray