¿Qué frutas son eficaces contra la artritis?

Existen ciertas frutas que pueden ayudarte a sobrellevar los síntomas de la artritis.

Las frutas están repletas de antioxidantes, que son sustancias poderosas que luchan contra los radicales libres causados ​​por el estrés oxidativo en el sistema.

La artritis afecta a más de 49 millones de personas en los Estados Unidos, es decir, uno de cada cinco adultos estadounidenses sufre de esta enfermedad inflamatoria crónica de las articulaciones. Si tienes artritis, ya estás familiarizado con la hinchazón, el dolor y la fatiga que acompañan a la enfermedad. Probablemente sabes también que no existe un único tratamiento para la artritis, y que lidiar con los síntomas puede ser una lucha diaria. Tu dieta - y las frutas que comes - es una pieza importante del rompecabezas en el manejo de la enfermedad.

Dieta

Los medicamentos y tratamientos, como la terapia física, sin duda pueden ser útiles para las personas que sufren de artritis, pero también hay otro elemento clave en el proceso de cuidado: la nutrición.

Si bien no hay una dieta universalmente recetada para la artritis, ciertos alimentos han demostrado aliviar el malestar asociado con la enfermedad.

Las frutas

Las frutas son especialmente eficaces para ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, que es la principal causa de los dolores musculares, la rigidez articular y el dolor que puedes experimentar con la artritis. Las frutas cuentan con muchos antioxidantes, las sustancias poderosas que luchan contra los radicales libres causados ​​por el estrés oxidativo en el sistema.

También son ricas en vitaminas, que tu cuerpo metaboliza y utiliza para una variedad de diferentes funciones bioquímicas, incluyendo la reparación celular y el crecimiento del tejido.

Estas son algunas de las frutas que sugiero a mis pacientes para el tratamiento de la artritis.

• Los arándanos contienen altos niveles de antocianinas, un fitonutriente que estimula la producción de colágeno. Nuestros tejidos se componen de colágeno, por lo que comer una taza de estas bayas (frescos o congelados) al día puede protegernos contra el daño de los tejidos.

• Recientemente se ha demostrado que las fresas ayudan a reducir los niveles de la proteína C-reactiva (PCR) en la sangre, una medida de la inflamación en el cuerpo.

• Las cerezas son ricas en fitoquímicos que reducen la inflamación; las cerezas agrias incluso podrían tener un nivel más alto de antocianinas que los arándanos.

• Las manzanas, repletas de antioxidantes, se ha demostrado que ayudan a reducir los niveles de la proteína C-reactiva. La piel de la manzana contiene las sustancias más beneficiosas, así que asegúrate de no quitársela.

• El ruibarbo es una fuente rica de calcio, que es vital para la salud de los huesos fuertes. El ruibarbo cocido es conocido por proporcionarle un calcio más útil a tu cuerpo que si se consume crudo.

Sobre el autor

Eilender es profesor universitario y escritor de ciencias de la salud, ubicado en Nueva Jersey.

Foto: Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth eilender, ms, rd, cdn
Traducido por sofia loffreda