Qué frutas evitar durante la dieta HCG

La dieta HCG implica tomar una hormona producida por mujeres embarazadas, llamada gonadotropina coriónica humana. Además, se limita ampliamente la ingesta de calorías, que es de unas 500 por día. Existen diferentes versiones de la dieta, así que los tipos y cantidades de fruta que puedes o no consumir varían según el plan. La dieta original fue creada por el Dr. A.T.W. Simeons en 1950, según el sitio web Green HCG. Las dietas de pocas calorías y restringidas, como la HCG, pueden tener serias consecuencias, así que deberías seguirlas sólo bajo supervisión médica.

Frutas incluidas


Las fresas están permitidas en la dieta HCG.

El sitio web "Rapid Weight Loss with HCG" informa que deberías ingerir un puñado de fresas, una manzana o naranja, medio pomelo, 2 ciruelas, medio durazno, media taza de damasco seco o media taza de cerezas. Puedes consumir dos porciones por día que consistan de estas frutas. Otro sitio, HCGDietTips.com, dice que puedes comer, por día, una de las frutas aprobadas, incluyendo sólo fresas, manzanas o uvas.

Fase 1


La fase 1 incluye consumir alimentos ricos en grasas.

Existen frutas específicas que puedes o no puedes consumir durante las diferentes fases de la dieta HCG. La fase 1 dura entre 3 y 7 días e incluye consumir muchos alimentos ricos en grasa con la intención de apaciguar los antojos y decirle a tu cuerpo que no entre en modo de hambre. En esta fase no se incluyen frutas.

Fase 2


El pomelo está incluido en la fase 2.

La fase 2 dura entre 23 y 40 días e incluye sólo manzanas, naranjas, fresas y pomelos. De esta estricta recomendación, asume que no puedes consumir ningún otro tipo de fruta, incluyendo duraznos, peras, sandías, papaya y muchas otras.

Fase 3


En la fase 3 se agregan más alimentos.

La fase 3 dura tres semanas. En ella, puedes consumir más cosas, incluyendo cualquier alimento menos almidones y azúcares. Durante esta fase, evita las frutas que contienen muchos carbohidratos, incluyendo mangos, plátanos, bananas y frutos secos, así como también frutos de alto contenido de azúcar, como los enlatados y los jugos.

Advertencia


Las inyecciones de HCG son parte de la dieta, pero no existen pruebas de que sean exitosas.

No existen evidencias de que la dieta HCG sea efectiva. Los resultados parecen deberse a la restricción calórica y no al plan dietario o las inyecciones de HCG. La dieta no aporta suficientes calorías o nutrientes y puede hacer que pierdas cabello y te sientas cansada e irritable. También puede producir dolores de cabeza y coágulos sanguíneos. Las inyecciones de HCG puede tener efectos secundarios con las hormonas y pueden interferir con los anticuerpos, pudiendo causar problemas en embarazos avanzados. Los suplementos de HCG en formas diferentes a las inyecciones no están regulados y podrían tener efectos secundarios adicionales. También es probable que recuperes el peso que habías perdido en la dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon therien | Traducido por mariana palma