¿Las frutas demasiado maduras causan problemas gástricos?

El proceso de maduración y el deterioro de la fruta es un continuo de actividad enzimática, lo que significa que cualquier cosa más allá del pico de la madurez indica algún grado de fermentación. La fermentación convierte el azúcar de la fruta en enzimas de alcohol y dióxido de carbono, ambos de los cuales causan decaimiento. Esta es también la razón por la que la fruta madura se siente suave, blanda y omite un olor fuerte y dulce. El consumo de fruta madura no causará automáticamente molestias gástricas. Sin embargo, las variables tales como la edad, el estado de salud y la forma de comer la fruta demasiado madura determinaran si tu estómago sufre después.

Identificación de fruta demasiado madura

Como todo lo vivo, la actividad enzimática y bacteriana de la fruta siempre está cambiando. Distinguir entre fruta madura y podrida o en proceso de fermentación afecta a si produce malestar gástrico. El exterior de una fruta madura se siente suave y se mantiene hundida después de apretarla. Además, una fruta demasiado madura huele dulce, mientras que una fruta podrida huele agria o incluso a malta. Para calificar como madura, la fruta debe estar libre de cualquier signo de descomposición bacteriana como moho peludo o descomposición estructural, como el aplanamiento de un lado entero.

Estómagos sensibles

Algunas personas son más vulnerables a los trastornos gástricos después de comer la fruta más allá del punto de madurez. Los niños y las personas de edad avanzada con sistemas digestivos debilitados o subdesarrollados son vulnerables a los trastornos gástricos de cualquier fruta más allá del punto de madurez. Esto es debido a que sus sistemas digestivos comprometidos no pueden procesar los altos niveles de bacterias que se encuentran en frutas muy maduras o ligeramente fermentadas. Mientras que una persona sana puede ser capaz de consumir un melocotón maduro sin incidentes, una persona mayor o mucho más joven experimentará malestar gástrico después de comer el mismo melocotón.

Diferencia en la fruta

No todas las frutas maduras son igualmente peligrosas. Por ejemplo, las frutas con altos niveles de ácido, tales como bayas, albaricoques y naranjas, son más propensas a causar problemas gástricos que las frutas con bajo nivel de acidez, como el banano. La razón de estas diferencias reside en el método de decaimiento de la fruta. El banano decae mediante el aumento de su conversión de azúcar, volviendo el interior blando y causando manchas de color marrón en el exterior. Una naranja o frambuesa, por otro lado, también aumenta sus niveles de ácido durante la desintegración, lo que es muy duro para el tracto digestivo y por lo tanto, más propenso a causar malestar.

Método de preparación

El método de consumo de fruta demasiado madura es otra variable que afecta a las molestias gástricas. El consumo de frutas maduras crudas es más probable que cause malestar digestivo debido a los altos niveles de bacterias. Hornear la fruta madura, sin embargo, expone la fruta ligeramente fermentada a 350 grados Fahrenheit, que mata las bacterias responsables de las dificultades gástricas. Por ejemplo, usar la fruta demasiado madura para hornear un pastel de moras, pan de plátano o pastel de manzana es un método mucho más seguro de consumo de frutas maduras crudas.

Más galerías de fotos



Escrito por christina schnell | Traducido por eva ortiz