Frutas que se deben evitar durante el embarazo

En general, comer muchas frutas y verduras frescas durante el embarazo es algo bueno. Necesitas de las vitaminas, minerales y fibra que estas proporcionan. Además, optar por alimentos "enteros" sin procesar es generalmente una opción más saludable. No hay determinados tipos de frutas que las mujeres embarazadas deban evitar, pero sí hay algunas categorías en las que se debe tener cuidado.

Fruta sin lavar

La superficie exterior de la fruta cruda puede contener bacterias nocivas, como la Listeria, que pueden causar complicaciones devastadoras en mujeres embarazadas. Otros patógenos, como la E. coli, son de menor peligro, pero de todas formas revisten una amenaza tanto para la mujer como para el feto. El calor mata a estos organismos, por lo que la fruta cocida por lo general es más segura. Si no quieres cocinarla, lávala con agua y jabón para eliminar las bacterias de la superficie.

Frutas no orgánicas

Los datos sobre el peligro de los residuos de plaguicidas en frutas y verduras para las mujeres embarazadas aún son escasos. Sin embargo, si esto te preocupa, elige fruta orgánica sobre los productos cultivados convencionalmente. Según el Grupo de Trabajo Ambiental (The Environmental Working Group), las frutas con mayor cantidad de pesticidas son los melocotones, fresas, manzanas, arándanos, nectarinas, cerezas, uvas y peras.

Jugo sin pasteurizar

Al igual que la fruta entera sin lavar, el jugo de fruta sin pasteurizar puede ser un vector de patógenos, como la salmonela, cryptosporidium y E. coli. Cuando el jugo se pasteuriza, se calienta a una temperatura que mata cualquier patógeno presente. Si te preocupa que este proceso también reduzca el contenido de vitaminas y minerales en el jugo, tienes otra opción: haz tu propio jugo y bébelo de inmediato. Recuerda lavar la fruta primero.

Fruta ácida

La fruta muy ácida, como la piña, los arándanos y todos los cítricos, como los limones, limas, naranjas y mandarinas, no plantean peligros graves para la salud en las mujeres embarazadas. Sin embargo, es posible que desees evitarla si estás experimentando síntomas de acidez estomacal o reflujo, una preocupación común durante el embarazo. Los alimentos ácidos pueden agravar estos síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por patricia a. palma