Frutas que contienen ácido salicílico

El ácido salicílico es una sustancia presente en los alimentos que también es la forma básica de la aspirina, o ácido acetilsalicílico. Se cree que esta sustancia cumple un rol en la disminución de la inflamación y posiblemente reduce el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer. Un estudio de 2001 publicado en "Journal Epidemiology" (Publicación sobre epidemiología) determinó que los pacientes que utilizaron medicamentos antiinflamatorios como la aspirina redujeron el riesgo de sufrir de cáncer colorectal. Los investigadores afirman que el consumo de una dieta saludable con abundante ácido salicílico también proporciona beneficios cardiovasculares. Las frutas son una fuente sabrosa de ácido salicílico, pero si bien suelen formar parte de las dietas diarias, no deberían usarse como reemplazo de los medicamentos que tienes qué consumir. Si deseas buscar alternativas, primero consulta a tu médico. También ten en cuenta que si eres alérgico a la aspirina, tu cuerpo puede reaccionar ante el contenido de ácido salicílico en las frutas si consumes en exceso.

Frambuesas


Frambuesas frescas.

Las frambuesas y las moras, llamadas en conjunto zarzas o zarzamoras, contienen abundante cantidad de ácido salicílico. Las moras tienen más de 1 miligramo cada 100 gramos de fruta, pero la Universidad Estatal de Oregón estipula que las frambuesas cuentan con 5 miligramos. Las moras, las frambuesas, las frambuesas negras y los híbridos relacionados están disponibles en el mercados durante la primavera y el verano. Se descomponen rápidamente, de modo que no debes comerlas mucho tiempo después de la compra.

Tomates


Tomates frescos en la vid.

Tratamos a los tomates como verduras, pero en realidad son frutas; el tomate carnoso es el ovario de la planta, y protege a todas las semillas interiores. La Universidad de Wageningen indica que los tomates cuentan con más de 1 miligramo de ácido salicílico cada 100 gramos. Un estudio realizado en italiano en 2008 y publicado en el "European Journal of Nutrition" (Publicación Europea sobre Nutrición) demostró que los tomates cultivados de manera orgánica tenían más cantidad de ácido salicílico que los tomates que no eran orgánicos. Un estudio más antiguo, realizado en 1981 y publicado en "Journal of the Science of Food and Agriculture" (Publicación sobre Ciencia Alimenticia y Agricultura) señaló que los productos enlatados elaborados con tomate también contaban con más cantidad de ácido salicílico. El mecanismo no estaba claro; gracias a una comparación de productos de maíz que se realizó como parte del mismo estudio determinó que el calor podría desempeñar un rol fundamental en el incremento del contenido de ácido. Sin embargo, aún se necesita mayor investigación antes de asumir que los tomates proporcionarán más cantidad de esta importante sustancia.

Uvas


Uvas frescas.

Las uvas, tanto frescas como secas, por ejemplo las pasas, proporcionan ácido salicílico. Las pasas secas y concentrados tienen mayor contenido de este ácido que el que está presente en las acuosas uvas frescas. La Universidad de Wageningen indica que las uvas rojas contienen entre 1/2 y 1 miligramo de ácido salicílico cada 100 gramos de fruta, y las pasas contienen 1 miligramo cada 100 gramos. Sin embargo, la cantidad exacta de ácido salicílico variará entre las frutas. Un estudio realizado en 1983 sobre las uvas, publicado en la "Publicación Estadounidense de Enología y Viticultura", demostró que las uvas que estudiaron contaban con aproximadamente 0,04 miligramos de ácido salicílico cada 1 kilogramo, 1000 gramos, del jugo de la fruta y 0,07 miligramos en la pulpa. Estas cifras indican que las uvas contienen sólo 0,011 miligramos de ácido salicílico cada 100 gramos de fruta. Curiosamente, ese mismo estudio concluyó que el calor no incrementó el contenido de ácido salicílico, aunque el proceso de fermentación y aplastar la pulpa sí aumentó un poco la cantidad de ácido presente.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por suzanne s. wiley | Traducido por vanesa sedeño