Frutas con bajas concentraciones de fructosa

La intolerancia a la fructosa y la malabsorción son trastornos que afectan a una de cada 20,000 personas, según el National Institutes of Health. En estos casos, se producen complicaciones hepáticas, renales y digestivas si no se elimina la fructosa de la dieta. Existen varios grados de trastornos y en algunos casos se pueden tolerar los alimentos con un bajo contenido de este azúcar. Si sufres de este problema, tu médico puede aconsejarte sobre si las frutas bajas en fructosa son aceptables para tu dieta.

Damasco (apricot)

El damasco (apricot) es una fruta con carozo pariente del melocotón (peach) que ha sido cultivada en China por al menos 4,000 años. Hoy en día, California es el principal productor en Estados Unidos. La temporada de los damascos es en junio y julio y se conservan aproximadamente 3 a 5 días en el refrigerador. Una porción de damascos de 35 onzas aporta 0.9 g de fructosa.

Frutas cítricas

Las frutas cítricas son más ácidas que dulces, lo que indica un bajo nivel de fructosa en los pomelos (grapefruit), limas (lime) y limones (lemon). Una porción de 3.5 onzas contiene 1.8 g, 1.7 g y 2.5 de azúcar respectivamente.

Cantalupo (cantaloupe)

El cantalupo (cantaloupe) es un melón fragante y jugoso también conocido como melón almizcleño (muskmelon). Además de su contenido de vitaminas A y C, un cantalupo contiene un bajo nivel de fructosa. Una porción de 3.5 onzas aporte 1.9 g.

Fresas (strawberry)

La fresa (strawberry) es un miembro resistente y extraordinariamente sabroso de la familia de las rosáceas. La mayoría de las personas cree que son dulces pero su contenido de fructosa es relativamente bajo en relación a la mayoría de las otras frutas. Contiene sólo 2.4 g por porción de 3.5 onzas. Cómpralas en su temporada que va desde abril a septiembre.

Palta (avocado) y tomate

Muchas personas consideran que la palta (avocado) y el tomate son hortalizas, pero botánicamente son frutas. La palta es rica en grasas monoinsaturadas y tiene un bajo contenido de azúcar: sólo 0.12 g. El color del tomate varía desde amarillo, hasta rojo o púrpura y su temporada es durante el verano. Además de su concentrado contenido de antioxidantes que combaten las enfermedades, contiene sólo 1.4 g de fructosa.

Más galerías de fotos



Escrito por tara carson | Traducido por paula santa cruz