Fructosa y plátanos

Los plátanos ofrecen varios beneficios para la salud, proporcionándole potasio, vitamina C y vitamina A esencial. También contienen fructosa, un carbohidrato simple llamado también azúcar de la fruta, que ocurre naturalmente en muchas frutas y verduras, así como en la miel. Como todos los carbohidratos, la fructosa proporciona cuatro calorías por gramo y el contenido de la fructosa del plátano hace que sea una fruta fácilmente digerible.

Azúcares en los plátanos

Un plátano mediano contiene 5,72 gramos de fructosa, según la U.S. Department of Agriculture's National Nutrient Database (Base de Datos nacional de los Nutrientes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos). También contiene 5,88 gramos de glucosa o 4,98 gramos de glucosa por cada 100 gramos de plátano, junto con cantidades más pequeñas de azúcares naturales de sacarosa y maltosa. Un plátano grande contiene 6,6 gramos de fructosa, mientras que un plátano pequeño cuenta con 4,9 gramos. Tu cuerpo rápidamente absorbe la glucosa de los plátanos pero tarda un poco más en absorber la fructosa y otros azúcares. Esto significa que los plátanos proporcionan energía rápida y a corto plazo.

Una fruta moderada en fructosa

A pesar de su sabor dulce, los plátanos son sólo moderadamente altos en fructosa. Una pera o una manzana de tamaño mediano, cada una con alrededor de 11 gramos de fructosa, es más rica en este tipo de azúcar que un plátano mediano. Los plátanos, sin embargo, contienen más azúcares totales por 100 gramos de porción de manzanas o de peras. La cantidad de fructosa en un plátano mediano es similar a la cantidad en una taza de arándanos o de sandía. Sin embargo, los plátanos contienen más azúcares totales que cualquiera de esos alimentos.

Cambiar el contenido de azúcar

En la cosecha, cuando los plátanos están verdes e inmaduros, las frutas tienen un 20% de almidón y un 1% de azúcar. Cuando los plátanos maduran durante 21 o 28 días, el almidón se convierte en varios tipos de azúcares. La sacarosa se forma primero pero se mantiene en una cantidad constante como fructosa y aumenta el contenido de glucosa. Un plátano bien maduro, que sea de color amarillo con algunas manchas marrones, tiene un 14% de fructosa, un 20% de glucosa y un 66% de sucrosa, manifiestan investigadores de un estudio publicado en "Food Chemistry" en mayo de 2005.

Pautas alimenticias

Los azúcares, incluyendo la fructosa, deben constituir sólo una parte de tu ingesta diaria de carbohidratos. Las2010 Dietary Guideline (Normas Dietéticas de 2010), publicadas por el USDA, recomienda mezclar fuentes de azúcares simples, como plátanos, con carbohidratos complejos, especialmente cereales integrales. Come plátanos con una ración de avena o agrega rodajas de plátano a una rebanada de pan tostado integral para una comida rica en hidratos de carbono simples y complejos.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole langton | Traducido por maria gloria garcia menendez