Los frijoles y los problemas digestivos

Los frijoles también se conocen con el nombre de "fruta musical" en razón de que causan una gran variedad de problemas digestivos, como son los gases, distensión abdominal, dolor abdominal y estreñimiento. Todos estos síntomas pueden atribuirse al consumo de frijoles. Sin embargo, son un alimento muy sano porque son una rica fuente de proteínas vegetales magras y fibras dietéticas. Llevar una dieta rica en fibras puede ayudarte a mejorar tu digestión, a controlar el peso y a reducir los niveles de colesterol. Además, hay estrategias que puedes seguir cuando cocines frijoles para mejorar tu digestión.

Formación de gases

Los frijoles contienen carbohidratos que el cuerpo no puede digerir fácilmente, así como también enzimas que bloquean la digestión completa de otros almidones, según un informe elaborado por el Dr. Fernando Azpiroz y publicado por la página web de International Foundation for Functional Gastrointestinal Disorders. En razón de esto, los hidratos de carbono pasan casi intactos por el intestino grueso. Las bacterias beneficiosas que residen en el intestino grueso los consumen para obtener energía, pero liberan el hidrógeno y los gases de dióxido de carbono. Además, en el intestino grueso hay otras bacterias que también los consumen y a su vez liberan gases de metano u otros gases que contienen azufre; todos juntos producen el mal olor de la flatulencia. Entre más carbohidratos indigeribles comas, más oportunidades tendrán las bacterias de producir gases dentro de los intestinos.

Inflamación y dolor

Si sientes que el gas intestinal se acumula por comer frijoles, puede causarte inflamación, calambres y dolor en el abdomen. Finalmente, la mayor parte del gas pasará por tu cuerpo como flatulencia. Según dice el Dr. Azpiroz, es normal para la mayoría de las personas producir gases 20 veces por día. Además, algunos de los gases intestinales se absorben en el torrente sanguíneo y viajan a los pulmones donde expiran. Por lo tanto, también el mal aliento puede ser un indicador de gases intestinales. Si el malestar y el dolor por gases intestinales no se resuelven, consulta a tu médico.

Estreñimiento

La fibra de los alimentos como los frijoles absorbe agua en el tracto digestivo. El tracto se hincha y se forma una especie de gel que hace aumentar el volumen de los intestinos. Esto mantiene la comida en movimiento y evita el estreñimiento. Sin embargo, si llevas una dieta rica en fibra, pero no bebes suficiente líquidos, la fibra se puede secar y endurecer dentro del tracto digestivo, lo que puede producir estreñimiento. Los colaboradores de National Digestive Diseases Information Clearinghouse observan que tener menos de tres evacuaciones por semana o sentir que evacuar es difícil o doloroso, la persona presenta síntomas de estreñimiento. Si padeces de estreñimiento o de gases por comer frijoles, puede ser difícil que los digieras correctamente, provocándote inflamación.

Consejos para reducir los gases

Si los gases son un problema constante por comer frijoles, prueba con algunas técnicas diferentes para cocinarlos y así mejorar tu digestión. Los colaboradores de University of Michigan Health System señalan que agregar un poco de bicarbonato de sodio o de vinagre al agua de los frijoles cuando los dejas remojando antes de cocinarlos reduce la cantidad de almidones indigeribles. Además, no los cocines en la misma agua en que los pusiste a remojar, sino que enjuágalos antes y después de la cocción. Cocinarlos a fuego bajo, como en una olla de cocción lenta puede disminuir los compuestos que causan los gases. También puedes comprar suplementos de enzimas digestivas para favorecer la descomposición de los almidones y así reducir la producción de gases.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por xochitl gutierrez cervantes