Fresas y diverticulosis

La diverticulosis es un trastorno gastrointestinal crónico que afecta a 1 de cada 10 estadounidenses mayores de 40 años, y la mitad de los mayores de 60 años de edad. La diverticulosis representa la fase crónica de la enfermedad diverticular y la diverticulitis es la fase inflamatoria aguda de la enfermedad diverticular. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, la mayoría de los expertos médicos dicen que la diverticulosis es causada por la ingesta insuficiente de fibras de los cereales integrales, verduras y frutas, como las fresas.

Tratamiento dietario

La fibra soluble en fresas y otras frutas se combina con el agua en tus intestinos para crear un producto de desecho gelatinoso que promueve la función normal del intestino y previene el estreñimiento. El NIDDK aconseja a los estadounidenses comer alimentos ricos en fibra para reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad diverticular. Una vez que tengas diverticulosis, la misma dieta alta en fibra reduce los síntomas y ayuda a prevenir los brotes. Las fresas y otras frutas con piel y semillas intactas son una parte importante de una dieta alta en fibra.

Contenido de fibra

Una taza de fresas rebanadas proporciona 3,3 g de fibra dietética, 1 taza de mitades de fresas contiene 3,0 g y 1 taza de puré o fresas congeladas cuenta con 4,6 g de fibra dietética. Ya que contienen entre 2,5 y 4,9 g de fibra por porción, estas opciones de fresa se ​​consideran buenas fuentes de fibra, pero no alimentos altos en fibra. Continuum Health Partners identifica las fresas, frambuesas y moras como uno de los 20 principales alimentos ricos en fibra en la dieta estadounidense.

Ajustar tu dieta

La Universidad Tufts aconseja a las personas con diverticulosis ingerir al menos 25 gramos de fibra cada día. Esa guía puede parecer desalentador hasta que comiences a agregar el contenido de fibra de los alimentos comunes. Una merienda que incluye 1 taza de fresas rebanadas de 3,3 g y una rebanada de tostada tostada de pan de trigo en 2,3 g sirve 5,6 g de fibra, o más del 22 por ciento de tu mínimo diario. Para ser un aperitivo de solo 129 calorías, éstas fuentes de fibra en nutrientes forman una adición saludable a su dieta.

Conceptos erróneos

Durante muchos años, los médicos dijeron a los pacientes que evitaran las fresas y otras frutas con semillas, creyendo que podrían irritar los divertículos y causar un brote de diverticulitis. Hoy, sin embargo, el NIDDK dice que no hay necesidad de eliminar todos los alimentos específicos de tu dieta e indica que las fresas son generalmente consideradas inofensivas. Sin embargo, debes mantener un seguimiento de alimentos para que puedas identificar los alimentos que empeoran tus síntomas y discutir estos resultados con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por sandy keefe | Traducido por daniel cardona