¿Se puede freír pollo en aceite vegetal?

El pollo frito es un clásico favorito. Aunque muchas recetas requieren grasa, no tiene que ir especialmente a la tienda, o gastar mucho dinero, para hacer pollo frito en casa. Con un poco de conocimiento sobre qué es el aceite vegetal y cómo trabajar con él, puedes usarlo para hacer un pollo frito dorado y crujiente que toda tu familia amará.

Beneficios del aceite vegetal

Aunque nadie confundiría el pollo frito con un alimento saludable, usar aceite vegetal es mucho mejor par ti que usar grasas animales tradicionales como grasa de cerdo fundida. Según informa el sitio web de la Clínica Mayo, las grasas animales están llenas de grasas saturadas que obstruyen las arterias, mientras que las vegetales como el aceite vegetal contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas que ayudan a disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular, ataques cardíacos y apoplejías.

Punto de humeo

Una de las consideraciones importantes cuando se hace pollo frito con aceite vegetal es el punto de humeo. El aceite vegetal se hace con semillas de soja (soybeans), y tiene un punto de humeo de 466 grados F. El punto de humeo es la temperatura a la cual una grasa se prende fuego. Usa un termómetro para asegurarte de que tu aceite no pase esa temperatura.

Consejos de cocción

No es necesario invertir en una freidora grande para hacer pollo con aceite vegetal. El escritor de libros de cocina Alton Brown recomienda freír el pollo en una olla de hierro fundido. Brown informa que freír, cocinar la carne de un lado a la vez, permite que la humedad se escape por el lado que está frió. Esto, a la vez, ayuda a evitar que la corteza se ponga pastosa, una consideración especial con el aceite vegetal, que no siempre dora los alimentos tan rápidamente cono las grasas animales.

Consideraciones de seguridad

Todas las grasas se prenden fuego si se calientan demasiado, pero deberás tener especial precaución cuando trabajes con aceite vegetal. Aunque puedes usar el aceite vegetal varias veces, cada vez que lo utilices , el punto de humeo disminuye. Si el aceite llega a prenderse fuego, no tires agua sobre él; esto dispersará la grasa y propagará las llamas a las paredes adyacentes. Ahogar las llamas con una tapa es una mejor opción que rociarlas con bicarbonato, ya que puedes deslizar la tapa en lugar de colocar tus brazos directamente sobre las llamas.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie greenwood | Traducido por maria eugenia gonzalez