Cómo freír una hamburguesa en sartén

Freír una hamburguesa en sartén es una forma rápida y fácil de preparar una comida cuando el clima no permite hacer un asado al aire libre. Para freír en sartén, querrás utilizar hamburguesas delgadas; cada una debe tener aproximadamente 1/4 pulgadas de grosor. Un tamaño de hamburguesa mayor a éste es más apropiado para asar a la parrilla.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Dos cucharaditas de aceite de canola
  • Hamburguesas
  • Sartén antiadherente
  • Espátula de cocina

Instrucciones

  1. Descongela la carne de res molida en el refrigerador durante la noche previa a la preparación. Esto reducirá el tiempo de cocción y previene las salpicaduras de aceite. Moldea la carne molida en forma de hamburguesas antes de freírla.

  2. Elige un aceite saludable para el corazón. De acuerdo a la revista "Whole Living", los mejores aceites para cocinar a fuego alto son el de canola y el de oliva ligero. Estos aceites son ricos en grasas monoinsaturadas, que son saludables. El aceite parcialmente hidrogenado y los aceites vegetales mezclados son ricos en grasas saturadas y grasas trans, que son perjudiciales para la salud. También puedes evitar del todo usar aceite, cubriendo la sartén con aerosol de cocina.

  3. Vierte tu aceite en la sartén. Calienta el aceite a aproximadamente 350 F sobre fuego medio.

  4. Coloca tu hamburguesa con delicadeza sobre la sartén. Cocina cada lado por un tiempo de entre tres y cinco minutos, hasta que la hamburguesa esté bien dorada y alcance un punto de cocción medio. Las hamburguesas de más de 1/4 pulgadas de espesor pueden requerir tiempo adicional para cocinarse. Quizá desees reducir o aumentar los tiempos de freído, dependiendo de qué tan bien cocinada deseas tu hamburguesa. Voltea la carne a la mitad de la cocción con una espátula.

  5. Inserta un termómetro para carnes en la hamburguesa, para comprobar la cocción. Tu hamburguesa debe tener una temperatura interna de 160 F antes de removerla de la sartén, de acuerdo al USDA (United States Department of Agriculture).

  6. Coloca la hamburguesa sobre un pan tostado. Agrega condimentos y aderezos al gusto; las opciones para esto incluyen lechuga, tomates, pepinillos, mayonesa, mostaza, ketchup, cebollas rojas o aderezo para ensaladas.

Consejos y advertencias

  • Para que tus hamburguesas sean más saludables, considera utilizar pavo o pollo molido en lugar de carne de res.
  • Tienes la opción de freír cebollas o tocino junto con las hamburguesas mientras se cocinan, y usarlos como aderezos.
  • Antes de preparar la carne molida para freír, agrega condimentos a la mezcla para darle más sabor. Por ejemplo, puedes agregar sal, pimienta, polvo de ajo y de cebolla a tu carne molida antes de separarla en hamburguesas.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por pau epel