¿Freír en aceite de oliva es bueno para ti?

Date una vuelta por cualquier feria estatal y está claro que las personas aman los alimentos fritos. La fritura hace que la comida quede crujiente y la grasa agrega también sabor. Pero freír no es la forma más saludable de cocinar. Por lo tanto, podrías preguntarte si freír con un aceite más saludable, como el de oliva, hará los alimentos mejores para ti, así como aumentar la cantidad de este aceite benéfico en tu dieta. La buena noticia es que puedes seguir disfrutando ocasionalmente de un manjar frito y seguir estando saludable. ¿Las malas noticias? Si quieres incorporar más aceite de oliva en tu dieta, freír no es la forma de hacerlo.

Beneficios del aceite de oliva

Las grasas pueden ser saturadas, poliinsaturadas o monoinsaturadas. Las grasas saturadas contribuyen con el colesterol elevado y las arterias obstruidas. Las grasas monoinsaturadas como el aceite de oliva y los aguacates (avocados), y las grasas poliinsaturadas como los aceites de maíz (corn) y canola, no obstruyen las arterias y pueden ayudar a disminuir el colesterol. El aceite de oliva es un sustituto más saludable de la mantequilla para mojar pan o pincelar sobre bistecs y vegetales. Es una parte importante de la dieta mediterránea, que se consumen en los países alrededor del mar Mediterráneo. Las personas que allí viven tienen niveles menores de enfermedades cardíacas que las personas de otros países. Agregar aceite de oliva a tu dieta, en especial para reemplazar a las grasas saturadas como la mantequilla, puede ayudar a disminuir tu colesterol.

Básicos de la fritura

Freír implica calentar grandes cantidades de aceite a altas temperaturas, y luego freír los alimentos rápidamente en él. La clave de las comidas fritas más saludables radica en la temperatura del aceite. Si no está lo suficientemente caliente para cocinar los alimentos rápidamente, éstos absorben el exceso de aceite y grasas. Si el aceite está demasiado caliente, sus componentes comienzan a descomponerse. Esto produce sabores distintos y puede producir compuestos tóxicos en el aceite. Calienta el aceite a la temperatura adecuada, por lo general de 350 a 375 grados Fahrenheit, y la comida absorberá poco exceso de aceite.

Freír con aceite de oliva

Cada aceite tiene una temperatura en la cual comienza a descomponerse. Esta temperatura, conocida como punto de humeo, es más baja para el aceite de oliva que para otros tipos de aceites usados para freír, como el de maní o canola. El aceite de oliva extra virgen tiene un punto de humeo de solo 320 grados Fahrenheit, lo que lo hace inadecuado para freír. El aceite de oliva liviano, con un punto de humeo de 460 grados Fahrenheit, se puede usar para freír, pero freír con aceite de oliva no hace que los alimentos sean más saludables que hacerlo con otros tipos de grasas poliinsaturadas.

Aceite y salud

El aceite de oliva puede ser parte de una dieta saludable, que puede incluir algunos alimentos fritos. En lugar de freír, pinta los vegetales con una fina capa de aceite y cocínalos en el horno para hacer alimentos fritos al horno. Usa aceite de oliva en lugar de mantequilla para dar sabor a los vegetales al vapor o para untar el pan. Haz tu propio aderezo saludable para ensaladas con aceite de oliva y jugo de limón o vinagre. Cunado fríes, escoge aceites con un punto de humeo alto, como el de canola, maní u oliva liviano.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia myers | Traducido por maria eugenia gonzalez