¿Cuán frecuentemente debería ejercitar por semana?

El ejercicio diario tiene el poder de fortalecer tu corazón, controlar tu peso y elevar tu humor. Desafortunadamente, si la proporción de sobrepeso y obesidad de América del 60% es un indicador, la vasta mayoría de la gente no hace el ejercicio requerido para mantenerse salubre. El Center for Disease Control and Prevention recomienda que los adultos hagan un mínimo de ejercicio por semana para una salud ópitma. Sus reglas generales proveen un fundamento ideal para un estilo de vida más sano.

Ejercicio aeróbico

La CDC sugiere que los adultos hagan entre 2 horas y media de actividad aeróbica moderada por semana, o una hora y 15 minutos de ejercicio vigoroso por semana. Esto se descompone en alrededor de 30 minutos de ejercicio por día por al menos cinco días a la semana. Mientras que 2 horas y media de ejercicio puede parecer mucho tiempo, está bien descomponer tu actividad física en pedazos de tiempo más manejables, como tres series de intervalos de 10 minutos durante el día. Esto hace que el llegar al mínimo de ejercicio aeróbico sea más fácil.

Resistencia muscular

El ejercicio aeróbico es algo que eleva tu ritmo cardíaco. El ejercicio muscular se refiere a usar la resistencia para generar fuerza. Ya sea que uses tu propio peso corporal, bandas de resistencia o pesas, la CDC recomienda completar ejercicios de fortalecimiento muscular al menos dos días por semana. El ejercicio muscular debería apuntar a los grupos musculares mayores, incluyendo los músculos abdominales, brazos, hombros, pecho, espalda, caderas y piernas. La resistencia muscular beneficia la salud de los huesos y ayuda a retener fuerza para actividades diarias.

Eligiendo una rutina

Elegir una rutina de ejercicio que encuentres agradable es una parte vital al hacer que el ejercicio diario sea un hábito. Si no disfrutas ejercitar, probablemente no llegues a tu requerimiento diario. El ejercicio puede pasar en cualquier lugar en que puedas elevar tu ritmo cardíaco. Esto implica que subir escaleras, jugar un deporte, bailar y nadar se pueden considerar deportes. Elige una rutina que realmente disfrutes para mejorar tus posibilidades de terminar tus requerimientos semanales.

Creando hábitos

Si realmente quieres completar tu requerimiento semanal de ejercicio, el mismo debe volverse un hábito para ti, a diferencia de una actividad casual. Selecciona una hora del día en al que puedas ejercitar dependiendo de tus horarios y nivel de energía. Luego, establece un tiempo aparte para el ejercicio de la misma forma que harías con una conferencia de padres o una cita con tu dentista. Al tomar el ejercicio como una cita, es más probable que ejercites diariamente. También puede que ayude el alistar amigos para proveer apoyo al ejercitar juntos. Esto agrega el elemento de responsabilidad hasta que el ejercicio se vuelva algo de segunda naturaleza para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por lautaro rubertone