¿Qué tan frecuente se despiertan por la noche los recién nacidos?

Darle la bienvenida a tu recién nacido es una experiencia apreciada por los padres, pero también puede ser una de las más difíciles, especialmente cuando se trata de tener una buena noche de sueño. Tu recién nacido, al principio, no puede distinguir entre noche y día y no le importa. Su principal preocupación es cubrir sus necesidades de alimentación. La alimentación durante todo el día es necesaria para los recién nacidos para crecer y desarrollarse adecuadamente. Los bebés generalmente se levantan al menos una vez durante la noche para alimentarse.

Qué tan seguido

Muchos recién nacidos tienen de ocho a nueve horas de sueño durante el día y otras ocho horas de sueño por la noche. Los bebés pequeños se despiertan cada dos a cuatro horas o de dos a cuatro por noche para alimentarse. Algunos recién nacidos pueden dormir al menos una hora por vez, afirma la Academia de Pediatría de los Estados Unidos. En ese caso, un bebé puede potencialmente levantarse de siete a ocho horas por noche. Los bebés, de manera natural, se despiertan para alimentarse, por lo que no necesitarás preocuparte para que tu recién nacido se alimente, a menos que tu pediatra te haya indicado lo contrario.

Cada bebé es único

Solo porque el recién nacido de tu amigo duerma placenteramente durante la noche a los dos meses, no significa que tu bebé lo tenga qué hacer. Cada bebé es único en términos de no ser molestado durante la noche. Los bebés por lo general, empiezan a dormir sin interrupciones durante la noche (por seis u ocho horas) alrededor de los tres meses o cuando pesan al menos 12 libras (5,4 Kg), explica Lucile Packard del Hospital Infantil en Stanford. Tácticas como mantener a tu hijo despierto más tiempo durante el día con la esperanza de que puedan dormir durante la noche, puede fracasar. Podrá levantarse extremadamente cansado, haciendo más difícil que pueda dormirse en la noche.

Consejos

Puedes ayudar a tu bebé a que aprenda que la noche está hecha para dormir y que el día es para estar activo. Por ejemplo, platica con tu bebé durante la comida diurna en un área brillante, soleada de la casa. El silencio puede ser valioso durante la alimentación de la noche mientras puedas enseñar a tu hijo a entender el significado de la noche. Utiliza una lámpara de noche con un nivelador cuando lo alimentes por la noche. Al pasar las semanas y los meses, el bebé empezará a comprenderlo y con esperanza de que duerma períodos más largos durante la noche. Aunque tu bebé pueda ser demasiado pequeño para relacionar los rituales tranquilos de ir a la cama, como el baño, el canto, el arrullarlo (con el ir a dormir), no es demasiado temprano para plantar la semilla, explica KidsHealth.org.

Consideraciones

La alimentación durante la noche puede ser menos agotadora si estás amamantando porque tus hormonas se han ajustado a tus patrones de sueño para estar en sincronía con los recién nacidos, explica Pampers.com. Esos cambios hormonales pueden ayudar a minimizar la ausencia de sueño. Al mismo tiempo, un bebé alimentado por fórmula puede dormir lapsos más largos porque la fórmula por lo general se mantiene más tiempo en el estómago que la leche materna.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por elizabeth garay ruiz