¿Con qué frecuencia necesito un entrenador personal?

Al comienzo de una relación de entrenamiento, un entrenador personal evaluará tu nivel de ejercicio y cualquier desequilibrio muscular, ayudándote a establecer objetivos de ejercicio razonables y diseñando un programa que tenga eso en cuenta. Después de eso, el entrenador te guiará a través del programa, asegurándose de que mantengas la forma correcta, evitando la lesión y lograr los resultados deseados, ya sea construir músculo, perder peso o entrenar para un deporte o actividad específicos. Tu racionalidad para elegir un entrenador determinará qué tan a menudo lo necesitas. Durante tu relación, te ofrecerá estímulo y apoyo para mantenerte motivado y que progreses.

Para quienes recién comienzan a hacer ejercicios

Si eres nuevo en el ejercicio o no has entrenado por mucho tiempo, deberás encontrarte con tu entrenador dos a tres veces por semana. Esta regularidad asegurará que desarrolles la forma correcta en todos tus ejercicios. La memoria muscular es poderosa y no querrás aprender malos hábitos en el gimnasio; esto dificultará tus resultados y posiblemente contribuya a que sufras lesiones. Según el American Council on Exercise "organizar encuentros regulares con un entrenador personal ayuda a eliminar cualquier excusa que aparezca para no hacer ejercicio". Después de que lo hayas visto de forma consistente por dos a tres meses, quizás quieras reducir el número de sesiones a una vez a la semana (o si te estás sintiendo cómodo, una vez al mes).

Déjalo fuera del parque

Si eres un atleta, un entrenador te puede ayudar a desarrollar un programa para fortalecer tus músculos específicos para el deporte para mejorar el rendimiento en el deporte y reducir la probabilidad de lesiones. El programa deberá incluir ejercicios que funcionen en los músculos no dominantes y los músculos agonistas y antagonistas (piensa en los bíceps y tríceps) para lograr un físico balanceado. Este tipo de entrenamiento puede durar cualquier cantidad de tiempo desde una sesión con recomendaciones generales a sesiones semanales por la duración de la estación.

Mejor que correr con un amigo

Si tienes una carrera de 5k o un maratón que se acerca, un entrenador te puede ayudar a prepararte para el día de la carrera con un programa de entrenamiento progresivo (especialmente importante si eres nuevo en esto) que mejore tu tiempo y reduzca sus riesgos de sufrir una lesión. Esto se puede hacer en una sesión o en sesiones semanales hasta llegar al evento.

Tiempo para sintonizar

Si vas seguido al gimnasio pero has dejado de hacerlo y estás viendo los resultados, quizás quieras trabajar con un entrenador por uno a dos meses. Él puede evaluar tu rutina actual y puede hacer recomendaciones por progresión o completamente diseñando un programa para que trabajen juntos. En cualquier caso, cuanto más tiempo pases con el entrenador, mayor será el beneficio. Después de alrededor de seis a ocho semanas con una a dos sesiones por semana, probablemente encuentres que has desarrollado nuevos hábitos y veas mejoramientos notables, en cuyo momento puedes continuar viendo al entrenador o seguir ejercitando por tu cuenta.

Más galerías de fotos



Escrito por pamela ellgen | Traducido por aldana avale