¿Con qué frecuencia deberían someterse a un examen médico los preadolescentes y adolescentes?

Las revisiones de rutina son recomendadas de forma anual a partir de los 10 años en adelante, de acuerdo con MedlinePlus, un sitio web publicado por el National Institutes of Health. La pubertad y la salud reproductiva están entre los principales temas de interés durante los años de preadolescencia y adolescencia. Al menos tres de las visitas anuales al doctor de un adolescente deberían incluir una revisión exahaustiva de los pies a la cabeza.

Visitas al doctor

El primer examen completo de un preadolescente o adolescente debería suceder en algún momento entre los 11 y los 14 años de edad, el segundo durante la adolescencia media o entre los 15 y 17 años, y el tercero entre los 18 y los 21, explica el sitio KidsHealth.org. Un médico puede examinar de cerca los ojos, oídos, nariz, garganta, abdomen, espalda, brazos y piernas. A los preadolescentes y adolescentes también se les evalúa normalmente contra la escoliosis, o curvatura de la espina dorsal. En los chicos, se examinan los genitales y el escroto, la bolsa de piel que envuelve y protege los testículos. Nunca se es demasiado joven para examinarse los genitales en los varones, de hecho, incluso se debería revisar si los bebés tienen irregularidades congénitas, señala Cigna.com. Los exámenes de pecho, pelvis y vagina pueden empezar desde los 13 o 15 años en las chicas adolescentes.

Importancia

Se le enseñará a una joven adolescente cómo realizarse un examen mensual de pecho, ya sea que lo haga su pediatra u otro proveedor de cuidados médicos. También puede ser referida con una ginecóloga para futuras revisiones. Un chico adolescente aprenderá a realizarse a sí mismo un examen testicular para detectar protuberancias potencialmente cancerosas. Algunos médicos recomiendan que el chico se haga un examen testicular mensual a partir de los 15 años. El cáncer testicular a menudo afecta a hombres jóvenes entre los 20 y los 39 años, señala MedlinePlus.

Preocupaciones específicas de cierta edad

Conforme los preadolescentes y adolescentes se las arreglan para cruzar la pubertad, los problemas sexuales estarán entre las preocupaciones de salud esperadas. Los médicos deben averiguar sobre las conductas sexuales del adolescente que podrían llevar a un embarazo no planeado. Otros temas de discusión apropiados son las enfermedades de transmisión sexual (ETS) como el herpes genital, la gonorrea y el VIH, y la importancia de usar condones y otros métodos de control natal. Se debe preguntar a los preadolescentes y adolescentes acerca de cualquier conducta no saludable como trastornos alimenticios, uso o abuso de alcohol o drogas, así como problemas emocionales que puedan ser signos de depresión.

Vacunas

Las visitas regulares al médico ayudan a garantizar que los adolescentes estén al corriente con sus vacunas. Los refuerzos contra la pertusis acelular (Tdap) y el tétanos y la difteria (Td) se recomiendan entre los 11 y 12 años de edad. Todos los preadolescentes y adolescentes necesitan tres dosis de la vacuna contra el papiloma humano o VPH, señala KidsHealth.org. La vacunación protege del VPH, la causa más común de cáncer cervical. La vacuna del VPH también previene el cáncer del ano y pene. A los 13 años, los adolescentes también deben haber sido vacunados contra la varicela, a menos de que ya la hayan tenido, al igual que contra sarampión, paperas y rubeola (MMR, por sus siglas en inglés), meningitis meningocócica, hepatitis B (VHB) y hepatitis A (VHA).

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por alejandro cardiel