¿Con qué frecuencia debería lubricar la cadena de mi bicicleta?

De todas las partes que componen una bicicleta, la cadena está entre las que reciben el mayor desgaste. La cadena casi siempre está en movimiento y bajo tensión constante, soportando otras partes en el tren de manejo. La cadena también está abierta y expuesta a elementos que pueden dañarla, incluyendo el agua y la tierra. La buena lubricación de la cadena de la bicicleta ayudará a que funcione correctamente y además protegerá al resto del tren de manejo, incluyendo las patillas, las manijas y el ensamble del engranaje de la rueda de atrás del desgaste adicional.

Lubricación regular

Si andas en bicicleta con frecuencia y la usas varias veces a la semana, una limpieza y lubricación regular de la cadena de manejo resultará beneficiosa. Bicycle Tutor recomienda limpiar y lubricar la cadena de manejo de la bici al menos una vez por mes para mantener su funcionamiento óptimo y protección.

Lubricación inmediata

Lubrica la cadena de manejo de la bicicleta luego de su uso si andas en condiciones demandantes, como cuando practicas ciclismo de montaña en terrenos sucios o andas en la lluvia o en otras condiciones húmedas. Además, limpia y lubrica la cadena de manejo en la bicicleta si observas que se está secando, hace ruido o si los eslabones de la cadena se unen de cualquier modo.

Lubricante

El uso del lubricante correcto asegurará que la cadena funcione bien y puede ayudar a extender su vida útil. Los lubricantes domésticos en aerosol son demasiado diluidos y de hecho pueden secar las cadenas. Los aceites a base de vegetal son una mala opción porque se vuelven pegajosos. Los aceites de motor son muy espesos y no penetran la cadena por completo. La mejor opción es un aceite lubricante a base de mineral específicamente diseñado para partes de bicicleta.

Métodos

Para lubricar la cadena de la bicicleta, limpia todo el largo de la cadena con un trapo limpio para sacar el polvo, tierra o suciedad. Limpia los anillos de la cadena en las manijas del frente y el ensamble posterior en el buje de la rueda de atrás. Aplica el lubricante en la superficie interna de la extensión completa de la cadena. Gira los pedales y cambia todos los engranajes para que el lubricante pase por los eslabones de la cadena y las demás partes del tren de manejo.

Más galerías de fotos



Escrito por frank whittemore | Traducido por laura guilleron