Frecuencia cardíaca durante una clase de Bikram Yoga

Los típicos 105 grados Fahrenheit de temperatura de una clase de yoga caliente Bikram facilitan el estiramiento e inducen un ritmo cardíaco elevado a medida que tu cuerpo circula sangre adicional a la superficie de la piel para mantenerte fresco. El fundador Bikram Choudhury dijo que el componente de calor imita el clima de su India natal y ayuda a desintoxicar los órganos de los yoguis a través del sudor. La forma en la que practicas, entre otros factores, determina qué tan alto es tu ritmo cardíaco durante la serie de 90 minutos.

Intensidad aeróbica

Los yoguis de Bikram realizan con una serie inicial registrada por Choudhury de 26 posturas usando la misma secuencia cada vez. La teoría sostiene que cada postura se basa en la que la precedió y prepara tu cuerpo para la siguiente de una manera ordenada, científica. Bikram Yoga Decatur estima que los estudiantes aumentan su ritmo cardíaco a niveles aeróbicos "durante al menos 20 a 25 minutos, dependiendo de su nivel de esfuerzo" y pueden quemar 600 calorías o más. Hot Yoga, en la 17 en Calgary ofrece un gráfico que muestra que una mujer de 115 libras y 38 años de edad, logró un promedio de ritmo cardíaco de 138 pulsaciones por minuto en una clase de 90 minutos de "yoga caliente tradicional", aunque no está claro si esa clase utiliza la secuencia de Bikram oficial, ya que los estudios sin licencia de la Sede Bikram no pueden utilizar el nombre de Bikram y suelen hacer pequeñas modificaciones en sus clases de yoga caliente.

Posturas cardio-intensas

Las posturas de la serie de pie, que constituyen aproximadamente la primera mitad de la clase, son las más demandantes para tu sistema cardiovascular y están diseñadas para elevar el ritmo cardíaco para un calor interno máximo. Los yoguis de Bikram tratan de mantener posturas de equilibrio como la postura de cabeza a la rodilla parado (dandayamana-Janushirasana) y la de arco de pie parado (dandayamana dhanurasana), por ejemplo, por una serie inicial que dura 60 segundos y una segunda serie que dura 30 segundos. La frecuencia cardíaca aumenta aún más en la postura vara en equilibrio (tuladandasana) hasta alcanzar un máximo en la postura del triángulo (trikonasana), que la teoría de Bikram considera la "cumbre" de las posturas de pie. La siguiente postura, postura del estiramiento de pie con piernas separadas (dandayamana bibhaktapada paschimottanasana), baja la cabeza por debajo del corazón para moderar tu ritmo cardíaco, y la segunda mitad de la clase consiste en posturas que realizas mientras estás acostado o sentado en el suelo. Las posturas del piso tienen la intención de centrarse menos en la frecuencia cardíaca y más en el trabajo profundo, interno.

Frecuencia cardíaca objetivo

Al trabajar duro en las posturas, puedes aumentar la frecuencia cardíaca para una mayor quema potencial de grasa o mejoramiento del acondicionamiento cardiovascular. Esfuérzate por mantener las posturas hasta que el maestro lo indique, y concéntrate en la plena contracción de los músculos afectados, en particular en las posturas de equilibrio que requieren bloquear la rodilla. Tu frecuencia cardíaca máxima es 220 menos tu edad para los hombres, 226 menos tu edad para las mujeres. Trabajar en un 60 a 70 por ciento de esa cifra te permitirá quemar grasa, y de un 70 a 80 por ciento te lleva al territorio cardio.

Consideraciones

No existe ninguna prohibición para llevar un monitor de corazón a una clase de yoga Bikram, y algunos estudiantes han sabido hacerlo, especialmente las mujeres embarazadas. En su libro "Bikram's Beginning Yoga Class", Choudhury recomienda que las personas con problemas de salud cardíacos o presión arterial alta practiquen yoga Bikram sólo con la aprobación de un médico. También asesora a este tipo de pacientes para mantener cada postura durante sólo cinco conteos a la vez, descansar y repetir según sea necesario durante la duración recomendada de la pose. Si estas consideraciones se aplican para ti, infórmale a tu instructor de Bikram para que lo sepa antes de la clase. Como con cualquier ejercicio, deja de practicar y consulta con tu médico si sientes molestias en el pecho, náuseas, mareos o síntomas relacionados.

Más galerías de fotos



Escrito por bryn bellamy | Traducido por martin santiago