Cómo hacer frascos de quehaceres para niños

Las responsabilidades familiares ayudan a que el mantenimiento de toda la casa sea más tranquilo. Los padres e hijos pueden trabajar juntos, con un espíritu cooperativo, para llevar acabo cualquier trabajo de la casa. Los quehaceres a menudo son una manera efectiva de enseñarle a los niños a desarrollar responsabilidad, de acuerdo con la University of New Hampshire Cooperative Extension. Utilizando un frasco de quehaceres, el proceso tiene un elemento inesperado ya que nadie sabe con seguridad que trabajo estará en el itinerario del día.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Papelitos (de dos o tres colores distintos)
  • Pluma
  • Un frasco grande (con una boca ancha)

Instrucciones

  1. Divide los quehaceres de la casa en diferentes grupos para los niños de distintas edades. Por ejemplo, quizá hagas una lista de quehaceres para preescolares, niños que estén empezando la primaria, preadolescentes y adolescentes. Los quehaceres apropiados para preescolares incluyen doblar las toallas, barrer la cocina y alimentar al perro. Los quehaceres para los niños que empiezan la primaria incluyen ordenar y guardar la ropa limpia y quitar el polvo. Los quehaceres para los preadolescentes incluyen trapear los pisos, limpiar los mostradores y vaciar los botes de basura. Los quehaceres para los adolescentes incluyen cortar el césped, limpiar la cocina y sacar la basura.

  2. Escoge un color de papel para cada grupo de edades que tengas en casa. Escribe cada quehacer para cada grupo de edad en un papelito. Dóblalos y colócalos en el frasco de quehaceres. Tapa el frasco y agítalo gentilmente para revolver bien los quehaceres.

  3. Saca la tabla de quehaceres cuando quieras inyectar un poco de misterio o aligerar el ambiente de los quehaceres. Ya que alcanzar un lugar en la tabla de quehaceres puede sentirse como un riesgo o una apuesta divertida, utilízala con un tono positivo mientras asignas las tareas a los niños.

  4. Dile a cada niño qué color de papelito le corresponde a su grupo de edad y haz que cada uno escoja un papelito apropiado a su edad. Por ejemplo, si los papelitos para preescolares son verdes, tu hijo de 4 años debe escoger un papelito verde, los papelitos para el preadolescente son naranjas, entonces tu hijo de 11 años deberá escoger un papelito naranja.

  5. Lee en voz alta los quehaceres que le tocaron a cada uno y luego motívalos a hacerlo. Dobla los papelitos y devuélvelos al frasco de los quehaceres para la próxima vez que lo necesites.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez