Las frambuesas y la pérdida de peso

Las frambuesas (raspberries) son frutas pequeñas y delicadas muy bajas en calorías y ricas en fibras. Además, están repletas de nutrientes esenciales que pueden mejorar tu salud en general. La variedad de nutrientes presentes en las frambuesas promueven la digestión, ayudan al sistema inmune, protegen contra ciertas enfermedades y contribuyen al descenso de peso.

Datos nutricionales

Es sabido que las frambuesas son bajas en calorías y grasas. Una taza de frambuesas aporta 50 calorías y 0 gramo de grasas. Las frambuesas son ricas en fibras, con 8 gramos por taza. Además, son una buena fuente de vitamina C, vitaminas del grupo B, ácido fólico, manganeso, cobre, magnesio y hierro. Según el sitio web FitDay, consumir 1 taza de frambuesas rojas al día aporta la mitad de la dosis recomendada de vitamina C, el 60% de la dosis diaria recomendada (RDA) de manganeso y el 33% de la RDA de fibras.

Las frambuesas y la pérdida de peso

Las pocas calorías y el alto contenido de fibras de las frambuesas las convierten en una excelente opción para incluir en la dieta, en particular si quieres bajar de peso. La Clinica Mayo explica que las frutas son alimentos de baja densidad energética, lo que significa que en grandes cantidades aportan pocas calorías. El agua, las fibras y el contenido de grasas determinan la densidad energética de los alimentos. Las frutas tienen un alto contenido de agua, lo que aportará volumen y no calorías. Las frambuesas no tienen grasas y están repletas de fibras. Los alimentos ricos en fibras hacen que te sientas satisfecho por más tiempo. Las fibras insolubles presentes en las frambuesas ayudan a mantener el cuerpo regular, lo que también promueve el descenso de peso.

Beneficios adicionales para bajar de peso

Las frambuesas tienen un índice glucémico bajo. Se clasifican con un 3 en la carga glucémica, lo que las convierte en un alimento con una baja carga glucémica. Los alimentos con un índice glucémico bajo tienen poco impacto en el nivel de azúcar en sangre, lo que ayuda a evitar que alcancen su pico máximo. Estos alimentos no sólo ayudan a estabilizar el azúcar en sangre sino que también facilitan el descenso y el control del peso, así lo explica la Dra. Mabel Blades en “The Glycemic Load Counter”.

Otros beneficios

Las frambuesas son ricas en antioxidantes, que ayudan a prevenir los daños de los radicales libres en el cuerpo. Las frambuesas son ricas en unos flavonoides denominados antocianinas, así lo informa FitDay. Las antocianinas ayudan a prevenir el crecimiento de bacterias y hongos en el tracto digestivo y han demostrado que brindan protección contra enfermedades cardíacas y demencia. El alto nivel de vitamina C de las frambuesas, por su parte, ayuda a proteger al cuerpo del cáncer y los daños de los radicales libres, fortalece el sistema inmune y mejora la absorción de hierro. El manganeso también es un antioxidante que, además de prevenir el daño de los radicales libres, ayuda a fortalecer los huesos.

Selección y almacenamiento

FitDay recomienda elegir frambuesas firmes, regordetas y con un color intenso. Evita las bayas (berries) verdes o que exhiben señales de moho o abolladuras. Las frambuesas se pueden guardar en el refrigerador durante unos días, pero se echan a perder con rapidez, así que debes consumirlas frescas dentro de unos pocos días después de la compra.

Más galerías de fotos



Escrito por jane hanisch | Traducido por valeria d'ambrosio