Fractura por estrés de tobillo y atletismo

Las fracturas por estrés son pequeños quiebres que resultan por la tensión excesiva que se pone en un hueso. Tu tobillo es una área común para que ocurran las fracturas por estrés, ya que los huesos en la articulación cargan peso. Correr con una fractura por estrés en un tobillo puede hacer que la afección empeore. Sin embargo, una vez curado, podrás volver a correr gradualmente.

Definición

Una fractura por estrés es una pequeña rotura en tu hueso, más comúnmente desarrollada por el uso excesivo. Cuando tus músculos están cansados, pueden no absorber un estrés causado por un impacto repetido, y el estrés luego se transfiere a tus huesos. Con el paso del tiempo, esto puede causar pequeñas roturas en el hueso. Más a menudo, las fracturas por estrés ocurren en los huesos del pie y la parte baja de la pierna que llevan peso, incluyendo los huesos de tu tobillo.

Síntomas

El síntoma más prominente y persistente de una fractura por estrés es el dolor que viene del área afectada. Generalmente, el dolor empeorará durante los momentos de actividad física y aumentará gradualmente con el paso del tiempo al punto en el que será doloroso incluso en momentos de descanso. El área también estará sensible o dolorosa al tacto. También experimentarás algo de inflamación. Debido a que las fracturas por estrés pueden ser difíciles de notar al principio, deberás controlar cualquier dolor que experimentes. Si empeora y no responde a un tratamiento normal, consulta a tu médico.

Tratamiento

Si crees que tienes una fractura por estrés en tu tobillo, deberás descansar. Continuar corriendo o realizando actividad física puede hacer que el hueso se rompa completamente. La primera línea de tratamiento de una fractura por estrés es el uso de hielo y la medicación para el dolor para reducir la inflamación y el dolor. Quizás tengas que utilizar muletas o un caminador para evitar utilizar tu pie para caminar. Tu médico también te puede recetar artefactos ortopédicos para ayudar a reducir el estrés en tu tobillo. Si esta opción falla, quizás necesites cirugía, que generalmente implica apoyar el hueso con un sujetador. Sin embargo, la cirugía generalmente es rara para las fracturas por estrés.

Correr

Correr, especialmente largas distancias, es una causa común de las fracturas por estrés. Si tienes una fractura por estrés en tu tobillo, deberás descansar. Continuar corriendo sólo hará que la fractura empeore. Después de que tu tobillo se cure, es importante hacer un retorno gradual al ejercicio de correr. Deberás aumentar lentamente la duración, frecuencia e intensidad de tus carreras, y alternar días de carrera con días de descanso.

Prevención

Para prevenir fracturas por estrés, aumenta gradualmente la velocidad y distancia de tus carreras. Asegúrate de tener el calzado correcto. Las zapatillas viejas o usadas no ofrecerán el apoyo adecuado para tu pie. Si experimentas algún dolor, coloca hielo en tu tobillo y descansa por algunos días.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew sheldon | Traducido por aldana avale