Fotofacial versus exfoliación

Los procedimientos foto faciales y las exfoliaciones son métodos cosméticos que ofrecen muchos de los mismos beneficios. Ambos pueden abordar cuestiones de hiperpigmentación de la piel, así como líneas de expresión y cicatrices superficiales. Sin embargo, mientras que una foto facial puede tratar cuestiones de coloraciones de la piel causadas por la rotura de capilares y la rosácea, una exfoliación química puede corregir las arrugas más profundas, tales como pliegues de la frente y los pliegues naso labiales.

Procedimiento

El procedimiento foto facial utiliza un haz de luz de alta intensidad, de longitud de onda múltiple que puede penetrar a través de todos los niveles de la piel. El exceso de depósitos de pigmento en la epidermis y la hemoglobina estancada en la rotura de capilares absorben la luz del procedimiento. Esto hace que los depósitos de pigmento se rompan y los capilares se contraigan, lo que reduce la decoloración. Durante la exfoliación química, un dermatólogo aplica un agente exfoliante ácido que exfolia las capas superiores de la piel y hace que se desprendan, revelando las células de la piel más vivas y sanas debajo. Las exfoliaciones químicas se pueden administrar en diversos niveles de potencia y los resultados dependen del nivel de agresividad utilizado. Las arrugas y la decoloración significativa requieren una exfoliación moderada o profunda para mostrar mejoría, dice la American Academy of Dermatology.

Invasividad

Los procedimientos foto faciales son no invasivos y los pacientes pueden volver a trabajar el mismo día o al día siguiente. Puedes experimentar una leve molestia durante el procedimiento que se siente como el chasquido momentáneo de una goma elástica sobre la piel. Las exfoliaciones químicas superficiales y moderadas también pueden generar una leve molestia en forma de ardor o quemazón, y estos tratamientos requieren un tiempo de recuperación. Durante la exfoliación profunda, se administra anestesia general, mientras que el dermatólogo aplica un ácido potente que cala hondo en la capa media de la piel. Las exfoliaciones profundas a menudo se llevan a cabo en un centro de cirugía ambulatoria y requieren considerable recuperación post-tratamiento.

Efectos secundarios

Los procedimientos foto faciales pueden causar algunos efectos secundarios leves que incluyen enrojecimiento o hinchazón, que por lo general desaparecen en uno a tres días. En raras ocasiones, pueden ocurrir moretones o ampollas, infecciones o cicatrices. Las exfoliaciones químicas también presentan un riesgo de efectos secundarios, y entre más invasiva sea la exfoliación, mayor es el riesgo. Los tipos de piel más oscuros pueden experimentar una decoloración temporal o permanente de la piel después de la exfoliación. Las exfoliaciones químicas también pueden causar enrojecimiento de la piel, que puede durar varios meses. La infección y la cicatrización son posibles, también. Sin embargo, el cuidado adecuado del área tratada después del procedimiento reduce considerablemente el riesgo asociado con tener la exfoliación química.

Frecuencia y costo

Los médicos de la University of Texas, recomiendan una serie de tres a cinco tratamientos foto faciales para obtener los mejores resultados. A partir de 2010, una sesión foto facial costaba entre US$300 a US$ 600 por tratamiento. Para una exfoliación química, la American Academy of Dermatology sugiere de tres a cinco exfoliaciones químicas superficiales para obtener resultados óptimos, mientras que una exfoliación media se administra a menudo dos veces, espaciadas con varios meses de diferencia. El precio de una exfoliación química va desde US$150 a US$ 300, y una exfoliación media puede costar entre US$1.000 y US$2.000. Puedes someterte a una exfoliación química profunda sólo una vez en tu vida, y el costo puede llegar a US$5.000 o superior.

Precauciones

Ambos procedimientos inducen una sensibilidad al sol mayor, así que usa el suficiente protector solar mientras que te encuentres al aire libre. A quienes se les realiza una exfoliación química moderada y profunda deben evitar la exposición al sol, así como el tabaquismo durante el proceso de curación. No se recomiendan los tratamientos foto faciales si estás embarazada, tienes una enfermedad autoinmune del tejido conectivo o has tomado Accutane en los últimos seis meses. Antes de una exfoliación química, informa a tu médico si formas cicatrices con facilidad, padeces frecuentemente de herpes labial o alguna vez has tomado isotretinoína, ya que estas condiciones pueden aumentar la posibilidad de efectos secundarios.

Más galerías de fotos



Escrito por claire mcadams | Traducido por verónica sánchez fang