Foto facial versus microdermoabrasión

Los procedimientos foto faciales y la microdermoabrasión son opciones de tratamiento de rejuvenecimiento que mejoran la apariencia de la piel descolorida y el envejecimiento. Ambos procedimientos son mínimamente invasivos, inducen pocos efectos secundarios y pueden ser completados en menos de una hora. Además, el sitio web de UT Physicians sugiere que los dos procedimientos se pueden utilizar en combinación para mejorar sus efectos globales.

Procedimiento

Un procedimiento foto facial utiliza un tubo controlado por computadora para emitir un haz de luz de múltiples longitudes de onda no-láser de alta intensidad, que puede penetrar todas las capas de la piel. El haz es absorbido por áreas de exceso de pigmento en la epidermis, así como el exceso de hemoglobina que se acumula en los vasos sanguíneos dilatados o capilares rotos. Durante un tratamiento de microdermoabrasión, el dermatólogo utiliza una varita especial que dispara una sustancia abrasiva, como cristales de óxido de aluminio, en el área de tratamiento. Esto afloja y elimina las células muertas de la piel que forman el estrato córneo, la capa superior de la epidermis.

Beneficios para la piel

El haz de luz generado en el tratamiento foto facial pone a punto el pigmento o exceso de depósitos de hemoglobina, lo que hace que se disuelvan y sean absorbidos por el cuerpo. Este foto facial es un tratamiento recomendado para problemas de decoloración de la piel, como la hiperpigmentación, melasma o cicatrices de acné, así como enrojecimiento facial debido a la rosácea o capilares rotos. La piel responde al procedimiento de microdermoabrasión acelerando el proceso de renovación celular con el fin de reemplazar las células que han sido removidos. Esto da lugar a que las células más jóvenes y sanas alcancen rápidamente la capa superficial de la piel, lo que promueve la vitalidad y uniformidad en el tono de la piel y una mejora sutil en la aparición de zonas decoloradas. Ambos procedimientos incrementan la producción de la proteína colágeno estructural, que ayuda a retardar el desarrollo de las arrugas.

Efectos secundarios

Ambos procedimientos pueden provocar enrojecimiento o hinchazón leve, que generalmente disminuye en 24 horas. También pueden hacer que el área tratada sea más sensible a la exposición al sol. El tratamiento foto facial también puede causar efectos secundarios poco comunes tales como ampollas leves, moretones, hiperpigmentación o hipopigmentación, que es una disminución en la cantidad de pigmento en la piel. Estos son todos tratables y temporales. La cicatrización o una infección son posibles después de un foto facial, pero también son muy raros.

Costo y frecuencia

La American Academy of Dermatology recomienda una serie de 6 a 13 tratamientos semanales o quincenales de microdermoabrasión para obtener resultados óptimos. A partir de 2010, los tratamientos profesionales oscilaban entre US$100 y US$200. Los kits caseros del microdermoabrasion, que cuestan entre US$25 y US$250, ofrecen una opción de menor costo de este procedimiento. Los kits caseros, sin embargo, ofrecen un tratamiento menos potente, por lo que las sesiones adicionales pueden ser necesarias para lograr beneficios similares. Una sesión foto facial corre entre US$300 y US$600 por el tratamiento, y el sitio web de University of Texas Physicians afirma que 3 a 5 tratamientos son necesarios para obtener mejores resultados.

Precauciones

Antes de someterte a un procedimiento de microdermoabrasión, dile a tu dermatólogo si tiene cicatrices queloides, cicatrizas fácilmente o has tomado recientemente el medicamento isotretinoína, ya que estos podrían aumentar la probabilidad de efectos secundarios. No deberías tener un procedimiento foto facial si estás embarazada, tienes un tejido conectivo o enfermedades autoinmunes o si te has bronceado recientemente. También debes evitar la exposición prolongada al sol durante unas semanas después de un foto facial. Si tienes quistes de acné, rosácea activa o muy activa, lo mejor es tener esas condiciones bajo control antes de un foto facial. Además, si has tomado antes Accutane, debes esperar por lo menos seis meses antes de someterte a un tratamiento foto facial.

Más galerías de fotos



Escrito por claire mcadams | Traducido por verónica sánchez fang