¿Qué es la fortificación de la leche?

La fortificación es el proceso por el que los fabricantes añaden micronutrientes como las vitaminas y minerales a los alimentos. El propósito es reducir la tasa de deficiencias y enfermedades comunes que se produciría en ausencia de estos nutrientes. Esto es especialmente importante en las regiones donde el suelo, y por lo tanto las plantas que crecen allí, es pobre en nutrientes. A pesar de que la fortificación es a veces opcional, el gobierno federal obliga a la inclusión de ciertos nutrientes en los cereales, sal e incluso la leche, debido a las preocupaciones por la salud pública.

Fortificación

La vitamina A y la vitamina D son dos nutrientes agregados para la fortificación de la leche, según el mandado de las regulaciones federales. La vitamina A es un nutriente que el cuerpo humano requiere para la visión y la transcripción de genes. La vitamina D promueve la absorción de calcio y mejora la actividad del sistema inmune. Sin embargo, los distintos fabricantes pueden optar por enriquecer la leche con nutrientes adicionales, tales como minerales esenciales o ácidos grasos omega-3. La leche de soja y de almendras, que están hechas a partir de plantas, a menudo se someten a un proceso de enriquecimiento para que coincida con el contenido de nutrientes de la leche de vaca.

Deficiencias

El período de la infancia del desarrollo es el periodo más importante para la nutrición apropiada. Se estima que unos 250 millones de niños en edad preescolar padecen de deficiencia de vitamina A en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. En su forma más perniciosa una deficiencia puede conducir a la pérdida de la visión seguida de muerte. Aunque si bien son raras en el mundo desarrollado, las deficiencias eran más comunes antes de los esfuerzos de la salud pública, ya que la fortificación de alimentos generalizada comenzó en el siglo 20. Algunos médicos han expresado su preocupación de que el enriquecimiento puede dar lugar a dosis peligrosas de vitaminas y minerales, aunque un adulto sano normal tendría que beber decenas de litros de leche por día durante un periodo adecuado de tiempo para alcanzar el límite máximo tolerable de vitamina A y vitamina D.

Importe de las vitaminas añadidas

Los fabricantes de leche deben sumar al menos 2,000 UI de vitamina A y 400 UI de vitamina D por cuarto de galón. UI significa unidad internacional, que mide la cantidad de una sustancia sobre la base de su actividad biológica o efecto. La UI es diferente para cada nutriente. Sin embargo, la cantidad de vitamina A y D que los fabricantes deben añadir a la leche representa el 10 por ciento y 25 por ciento del valor diario, respectivamente.

La absorción de calcio

Uno de los beneficios de la fortificación es que permite que la vitamina D mejore naturalmente la tasa de absorción del calcio que ya existe dentro de la leche. La vitamina D es importante para tener huesos fuertes. Promueve el balance de calcio del esqueleto de forma adecuada y mantiene los niveles de calcio en la sangre. Consumir una cantidad adecuada de calcio y vitamina D en tu dieta es esencial para prevenir una deformidad o ablandamiento de los huesos, tales como raquitismo en niños y osteomalacia en los adultos. También puede disminuir o prevenir la aparición de la osteoporosis en el anciano.

Más galerías de fotos



Escrito por jacobs | Traducido por mariana nonino