Cómo fortalecer tus antebrazos con artes marciales

Además del desarrollo de fuerza, resistencia, flexibilidad y coordinación, los artistas marciales pueden entrenar para endurecer sus cuerpos. Antebrazos, manos, espinillas y torso más duros son más capaces de tomar y dar golpes con menos dolor y menos lesiones. Los antebrazos más firmes específicamente pueden asestar golpes más duros y bloques más eficaces. Habla con su médico antes de comenzar las artes marciales o un programa de acondicionamiento.

Beneficios

Los artistas marciales suelen experimentar moretones durante los primeros meses de comenzar las clases hasta que sus brazos y piernas endurecen. Los moretones pueden ocurrir más adelante, pero es menos probable con el acondicionamiento y entrenamiento de fuerza. Los ejercicios que condicionan los antebrazos no deben cambiar la apariencia de tu piel, solo te harán más fuerte. Antebrazos más duros dan lugar a una curación más rápida si te lesionas. Puedes incluso experimentar los beneficios años después de la formación, de acuerdo con un artículo de George Chaplin. Chaplin es un instructor de karate que ha enseñado en Hong Kong y San Francisco.

Bloqueos

Los bloqueos son una manera de endurecer los antebrazos con objetos contundentes, a menudo los brazos de otra persona. Estos ejercicios endurecen tus antebrazos y mejorar la fortaleza mental. Un ejemplo es el bloqueo con el interior del antebrazo. Párate frente a un compañero con el pie izquierdo hacia adelante. Tu pareja también tiene su pie izquierdo hacia adelante. Lleva el brazo derecho delante de ti con el codo doblado y barre hacia adentro a través del centro de tu cuerpo para golpear el brazo derecho de tu pareja. Tu compañero reja refleja tus movimientos. Ambos hacen círculos con los antebrazos a la izquierda y enderezan los brazos delante de los muslos, donde se golpea la parte externa de los antebrazos. Cambia de lado.

Movimientos isométricos

Los isométricos son ejercicios estáticos que implican contraer los músculos sin mover las articulaciones. Puedes usar isométricos en los antebrazos y otras áreas del cuerpo. Para aislar los antebrazos, enfréntate a una pareja y coloca la parte interior de tu antebrazo derecho contra la parte interior de su antebrazo derecho, ambos codos se doblan con los antebrazos sobre el pecho alto y el puño apuntando al techo. Empujen suavemente el uno contra el otro con la misma tensión para que sus brazos no se muevan. Repite con el brazo izquierdo.

Herramientas

En lugar de utilizar un compañero para endurecer los antebrazos, también puedes utilizar objetos como palos, muñecos de entrenamiento de madera y tableros. Agarra un martillo acondicionado o un palo corto con la mano derecha y ligeramente golpea por dentro, fuera, arriba y abajo con tu antebrazo izquierdo. Trabaja desde la muñeca hasta el codo, pero no golpees las articulaciones. El impacto no heriría o dolerá, pero debes sentirlo. Cambia de brazo. Con el tiempo, aumenta la fuerza.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por mariela rebelo