Cómo fortalecer las piernas para usar tacones

Los tacones altos hacen más que sacrificar la comodidad por el estilo, de acuerdo con la Clínica Mayo, los tacones altos se han relacionado con los músculos con exceso de trabajo en las piernas, lesiones en los músculos de las piernas, artrosis de rodilla, dolor de espalda, lesiones de tobillo y debilidad en las piernas. Según la Clínica de Lesiones Deportivas, los tacones altos acortan el tendón de Aquiles y los músculos de la pantorrilla y le agregan tensión a las piernas. Realizar estiramientos de piernas y ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a aliviar el dolor y prevenir los daños asociados con el uso de tacones altos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Estira los músculos de la pierna y el pie inferior. Según la Clínica de Lesiones Deportivas, estirando las pantorrillas y las piernas puedes aliviar dolores en el tendón de Aquiles y los problemas de la pierna inferior. El estiramiento también ayuda a alargar los músculos y prevenir o reparar el daño que los tacones pueden hacer. Para estirar los dos músculos de las pantorrillas, apóyate contra la pared con un pie detrás del otro y mantén la pierna de atrás recta para estirar el músculo gemelo de la pantorrilla. Dobla la pierna de atrás durante el estiramiento para estirar el músculo sóleo de la pantorrilla.

  2. Realiza ejercicios de entrenamiento de fuerza para las piernas y los pies. Los ejercicios enfocados en la pantorrilla, los pies y ejercicios para fortalecer los músculos y tendones de los pies ayudan a evitar lesiones, así como a sanar el dolor existente. Para llevar a cabo estos ejercicios de pantorrilla, simplemente ponte de pie en una escalera o una superficie elevada, de tal forma que los dedos del pie queden en la escalera y los talones colgando en la parte de atrás. A continuación, levanta tus dedos tan alto como sea posible, mantén la posición por un segundo y luego regresa a la posición inicial. Para llevar a cabo levantamiento de pies, ponte en una escalera con los talones en la superficie y los dedos de los pies colgando. Sostente de una pared o superficie para mantener el equilibrio y simplemente levanta los dedos de los pies hacia arriba tan alto como puedas, y luego vuelve a la posición inicial. Este ejercicio trabaja el músculo tibial anterior en la parte frontal de las piernas.

  3. Fortalece y estira los muslos y la espalda. La Clínica Mayo vincula los zapatos de tacón alto con el dolor en la espalda, rodilla y dice que los tacones rompen el ritmo natural de tu cuerpo, lanzándolo fuera de control. Los levantamientos son un ejercicio compuesto que trabajan los tendones de la corva y los músculos de la espalda baja. Para llevar a cabo este ejercicio, coloca una pesa o mancuerna en frente de tus pies y ponte de pie con los pies separados a la altura de los hombros. Mantén las piernas rectas, dóblate por la cintura, agachándote para agarrar las pesas. Endereza el torso completamente, y luego vuelve a la posición inicial para completar una repetición.

Consejos y advertencias

  • Es mejor limitar el uso de los tacones. Si los usas demasiado, asegúrate de fortalecer los músculos y estirarlo con regularidad.

Más galerías de fotos



Escrito por timothy onkst | Traducido por mariana perez