Cómo fortalecer los músculos pectorales con un estimulador muscular

Un estimulador muscular eléctrico (EMS, por sus siglas en inglés) es un dispositivo portátil que utiliza corriente eléctrica para forzar la contracción muscular. de acuerdo con la Federal Food and Drug Administration (FDA), el uso de una unidad EMS por periodos prolongados puede incrementar la fuerza, pero es probable que no afecte la apariencia. La mayoría de las máquinas EMS disponibles actualmente en el mercado no te servirán para desarrollar músculos pectorales duros como una roca, debido a que el EMS es un ejercicio pasivo. Para incrementar el diámetro de tu pecho debes realizar ejercicios que rompen el músculo, forzándolo a reconstruirse y hacerse más fuerte.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Coloca los electrodos sobre una sección de tu pecho, siguiendo las instrucciones que vienen con la unidad.

  2. Coloca el dispositivo en un nivel bajo para que puedas construir tu resistencia. Comienza desde abajo y aumentar la estimulación con el paso del tiempo. La estimulación eléctrica no es para todo el mundo y puede ser incómoao al principio.

  3. Ejercítate con la unidad durante el tiempo que te sientas cómodo, hasta 10 minutos. Mueve las almohadillas después de la primera sesión de 10 minutos para trabajar diferentes grupos musculares. Por ejemplo, comienza colocando los electrodos en la parte superior del pecho, y vuelve a entrenar colocando las almohadillas en la parte inferior.

  4. Utiliza tu unidad EMS una vez al día. Aumentar la duración y la fuerza de estimulación con el tiempo. Un estudio realizado por la Asociación Nacional de Fuerza y Condición en 2007 demostró que los jugadores de rugby que utilizan unidades de EMS diariamente no mostraron una mejoría en su fuerza durante al menos 12 semanas.

Consejos y advertencias

  • Hasta octubre de 2010, la FDA ha aprobado únicamente una unidad EMS que no se utiliza con fines médicos. La Slendertone Flex, fabricada por BMR NeuroTech, ha sido aprobada para tonificar y reafirmar los músculos abdominales.
  • No uses un dispositivo EMS si estás embarazada.
  • Si tienes un marcapasos o un desfribilador implantado, no uses un EMS.
  • Las unidades EMS no reguladas pueden causar choques eléctricos, quemaduras, contusiones e irritación en la piel. Las unidades EMS que no han sido probadas pueden provocar electrocución.
  • La FDA advierte que los EMS no aprobados por esta agencia gubernamental de los Estados Unidos son ilegales.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por paulo roldan